Histórico
9 septiembre 2009Jose David López

Estonia y los héroes de la humildad

estoniaEl noreste de Europa reúne una amalgama de pueblos y étnias que cohabitan en paz desde su independencia de la extinta URSS. Todas ellas tienen sus particulares costumbres, pequeños rasgos diferenciales y un pasado humilde que les allanó el camino hacia la estabilidad actual. Tres de estos países subsisten desde entonces en torno a la ribera del Báltico y aunque políticamente todos son conocidos como países bálticos, lingüísticamente Estonia (a diferencia de sus ‘hermanos’ Lituania y Letonia), fraterniza con los países escandinavos, pues su lengua es un clon del finlandés. Ese apunte ha sido clave para su fútbol, mucho más vinculado al estilo de suecos, noruegos o finlandeses. Un estilo físico, modesto y a veces arcaico, que busca ante España el campanazo de su historia, plagada de decepciones y que subsiste a base de pequeños éxitos.

Una escala esta de los éxitos que, desde la humildad, han alcanzado sólo unos pocos afortunados a nivel personal. No son conocidos por sus títulos continentales, tampoco han logrado reconocimientos de prestigio continental pero alimentan las ambiciones de su país y son héroes sobre los que apoyarse de cara al futuro. Sólo ellos han logrado ser importantes en el extranjero, algo casi indispensable en un país donde el fútbol no es prioridad. El ex portero Mark Poom, el más querido por la afición, Martin Reim y el aún goleador activo Andres Oper, son el trío de ases de una historia futbolística donde la modestia habla por sí sola.

Mart Poom es quizás el jugador estonio más internacional de todos los tiempos. El portero, retirado este pasado mes de junio y actual entrenador de los jóvenes guardametas del Arsenal, ha sido el único en poder dejar cierto sello de prestigio en un campeonato tan potente como la Premier League. Su corpulencia, su estatura 1.95 y movimientos bajo palos le llevaron pronto al fútbol inglés donde a pesar de jugar en Portmouth, Fulham, Sunderland (donde marcó incluso un gol de cabeza), Watford y hasta el mismísimo Arsenal (un solo partido), sólo dejó grandes recuerdos en el Derby County. En Pride Park se convirtió en un icono con nada menos que 150 partidos a sus espaldas y su país valora como pocos esos días de éxito. Fue galardonado con el premio a mejor jugador estonio de los últimos 50 años.

Martin Reim jugó su último partido con la selección hace apenas tres meses, poniendo así fin a un total de 157 internacionalidades. El ya ex mediocentro defensivo, nombrado jugador del año en 1995 y referente del campeón (Flora Tallin) en la última década, es uno de los héroes del país pues es el jugador que más veces se ha vestido la camiseta estona. Sin embargo, esa gran cifra le otorga un record insólito, el de ser el jugador que, con mayor número de internacionalidades, nunca ha jugado un Mundial. Ahora, desde la grada, muchos le colocan como próximo seleccionador nacional.

Andres Oper es el jugador que mayor éxito ha tenido individualmente en los últimos tiempos. A sus ya avanzados 31 años, después de haberse recorrido medio mundo en busca del éxito (Flora Tallin, Aalborg, Torpedo Moscú y Roda), el goleador más prestigioso de Estonia (lidera la clasificación con 35 dianas), cierra sus días futbolísticos en China, militando en las filas del Shanghai Shenhua, al que ha llegado hace apenas unos meses. Está considerado el mejor jugador de la historia del país, al que se ganó con apenas 17 añitos cuando debutó con la selección absoluta. El gran ídolo actual.

En la actualidad, la selección busca simplemente progresar con trabajo y silencio. Un equipo limitadísimo, con pocas alternativas ofensivas y una ausencia total de gol, su gran asignatura pendiente. El ascendente mediocentro del AZ Klavan, el llegador Vassiljev y el siempre competitivo Dmitrijev son sus hombres más en forma. Podríamos hablar del recordado empate 1-1 ante Rusia en 2004 como resultado más valorado en el último lustro, donde ha ido descendiendo regularmente en la clasificación FIFA y donde sumó un curioso y negativo record, el de estar siete partidos consecutivos sin lograr anotar un solo gol. Una racha que ha finalizado en esta fase de clasificación para Sudáfrica 2010 pero que no le ofrece opciones de alcanzar la que sería su primera fase final, un sueño aún lejano.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche