Histórico
9 septiembre 2009Francisco Ortí

España sella el billete a Sudáfrica

1252529665_extras_albumes_0

No había dudas ni miedos al respecto, pero siempre se agradece poder gritarlo de manera oficial. España estará en el Mundial de Sudáfrica este verano y será una de las favoritas a proclamarse campeona del mundo. Sólo Brasil osa a discutir la supremacía española a nivel de selecciones. La Roja selló su billete para la máxima competición futbolística después de vencer sin apenas esforzarse a Estonia (3-0). Los de Vicente del Bosque tuvieron piedad del humilde rival y bajaron el ritmo después de que Cesc Fábregas abriera el marcador en la primera mitad.

El encuentro comenzó con sorpresa. Estonia saltó al terreno de juego con la tranquilidad del que no tiene nada que perder. Los estonios disfrutaron como niños durante los primeros minutos. Demostraron osadía y se atrevieron con todo. Incluso intentaron batir a Iker Casillas con un inverosímil remate de espuela. La efervescencia estonia se consumió en un cuarto de hora. Fue el tiempo que tardó en imponerse la lógica. España pegó un golpe sobre la mesa y se adueñó del balón con la clase que le caracteriza.

Con el nuevo tridente ofensivo formado por Silva, Torres y Villa, Cesc como enlace, y Xavi y Senna enarbolando la batuta, la Roja comenzó a interpretar su melodía de seducción. Sólo Albiol, como improvisado lateral derecho, desafinaba entre el elegante coro que forma el combinado español. Hasta Gerard Piqué se animó a probar regates dignos del mejor extremo y buscó reeditar el golazo que firmó ante Bélgica el pasado sábado.

El monopolio de la Roja trajo consigo multitud de ocasiones. Especialmente en los pies de Fernando Torres. Aunque el delantero del Liverpool estuvo falto de puntería, como durante toda la fase de clasificación, y tuvo que marcharse de vacío. El encargo de mover el marcador fue Cesc Fábregas, quien precisamente esta semana había declarado que prefería regalar goles a marcarlos. Pues esta vez quien regaló el gol fue Silva, quien trazó un pase interior al primer toque para que el centrocampista del Arsenal definiera con sutileza, superando al portero con un disparo de interior colocado a la base del palo.

Con ventaja en el marcador, España desactivó el chip de partido oficial y pasó a modo exhibición. Con el piloto automático, la Roja continuó dominando el esférico, aunque con escasa mordiente. El partido moría entre los centenares de pases que enlazaban los españoles, y entre medias alguno probaba al portero estonio con algún que otro disparo. La superioridad española no hizo mucha gracia a Estonia, quien comenzó a emplearse con dureza, pero tras una rápida llamada de atención de Piqué a los rebeldes estonios volvieron a calmarse los ánimos.

A los minutos finales se les amputó de cuajo la tensión. España adormiló al balón y al rival, circunstancia que Cazorla y Mata aprovecharon para reivindicarse con sendos goles justo antes del pitido final. Como dato anecdótico, al acabar el partido sin encajar goles, Casillas batió el récord de imbatibilidad con la Roja que poseía Zubizarreta. Esta victoria convertir a España de manera oficial en participante del Mundial de Sudáfrica 2010. Se acabaron los juegos y llega la hora de la verdad.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche