Histórico
12 agosto 2009Francisco Ortí

Macedonia, cóctel de egos

naumoskir6y3ds21Además de un cóctel de frutas, Macedonia es un país que ha sufrido demasiado pese a su corta existencia. Proclamó su independencia en 1991 abandonando Yugoslavia y ha tenido problemas hasta para bautizarse. Los griegos, siempre celosos de su legado, han querido impedir que el joven país se llamara Macedonia puesto que consideraba que generaba confusión con la región griega de mismo nombre. La polémica, aunque parezca peregrina, todavía persiste y la OTAN no encuentra solución.

Combativos por naturaleza, los macedonios no cederán ante las exigencias griegas. Como su mítico antecesor Alejandro Magno los macedonios poseen un carácter explosivo, característica que queda francamente clara con echar un simple vistazo a su combinado nacional de fútbol, donde el seleccionador Mirsad Jonuz debe conjugar un explosivo cóctel de egos. Sin ir más lejos. El vídeo publicado este martes en el que se ve a dos de sus jugadores golpeándose durante un entrenamiento demuestra que ni el verano ni la preparación de un amistoso calma sus egos.

La máxima estrella de su fútbol Goran Pandev es un líder diferente para los macedonios. Lejos de responder al perfíl de líderes pacíficos representa el alma de la selección y posee una personalidad tan potente que es capaz de alejar del banquillo al mejor seleccionador de la historia del país. “Dimito no porque perdiésemos 4-0, sino por el hecho de que un conflicto menor que tuve con Pandev en la previa del partido ha creado una mala atmósfera en el equipo”, explicó Srecko Katanec cuando anunció su dimisión.

Pandev llegó más lejos incluso y, según relató más tarde Katanec, el delantero del Lazio formó un grupo al estilo de la Camorra junto a otros internacionales para interrogar al entorno de la selección macedonia y averiguar quien había filtrado a la prensa sus conflictos personales con el seleccionador. “No puedo permitir este tipo de comportamientos, me hace imposible trabajar para el equipo”, lamentaba Katanec.

Sin embargo, Pandev no es la única fuente de problemas de Macedonia. Ilco Naumoski, quien recientemente ha sido relacionado con el Almería, es otra alma inestable. El gigantón macedonio es uno de los terrores de la liga austriaca pese a que juega de delantero y esta temporada ha sido el jugador más amonestado en la Bundesliga de Austria. Su personalidad inconformista provoca que pierda los nervios con facilidad y vea una cartulina roja únicamente por comportamiento antideportivo y sin necesidad de propinar ni una sola patada. Cómo sucedió cuando vio doble amarilla por simular un penalti y celebrar un gol quitándose la camiseta.

Con semejante cóctel de egos, Macedonia se convierte en un rival peligroso e imprevisible. España deberá tener cuidado porque los macedonios no entienden de amistosos y menos cuando tienen la oportunidad de reivindicarse ante una de las mejores selecciones del mundo. El espíruto de Alejandro Magno continúa vivo en sus vástagos.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche