Histórico
9 agosto 2009Jose David López

El Chelsea levanta la Community Shield

chelsea

Los dos últimos Sub-campeones de Europa, un escenario siempre mítico como Wembley y el ya enigmático “God Save the Queen” para ambientar, que en las Islas eso siempre se les dio muy bien, abrían el telón de la nueva campaña en Inglaterra. La Community Shield se convertía en la excusa perfecta para unir a los dos grandes dominadores del fútbol británico en el nuevo siglo en una de sus ya clásicas batallas tácticas pero el cambio de personajes auguraba nuevas sensaciones.

La primera cita oficial del United sin Cristiano Ronaldo, la polémica salida de Tévez o la dubitativa decisión de Ferguson en un mercado que no ha contado con su presencia al nivel esperado, suponían un lastre para el campeón liguero que, sobre el papel, aparecía por detrás del Chelsea en las apuestas. Los Blues también estrenaban técnico, un Ancelotti que sólo ha fichado a Zhirkov y que confiaba en un once tipo ya trabajado con Hiddink, el míster que les había ‘colado’ en esta finalísima tras su éxito en la pasada FA Cup. (Videos con los goles, abajo)

Pero las sensaciones no cumplieron lo esperado. El United, con Berbatov y Nani supliendo sus dos principales bajas de la temporada, empezó mucho más enchufado. Con Carrick dirigiendo, Fletcher incombustible en labores de contención y Park omnipresente, su presión, amplitud de campo y ambición inicial pronto se tradujeron en ventaja. Nani, que está en la campaña clave para su progresión, apareció en banda izquierda para driblar hacia adentro, buscar hueco entre los zagueros y sacarse un ‘latigazo’ que Cech no acertó a blocar. El caboverdiano, crecido, fue una pesadilla para Ivanovic, incapaz de frenarle. Ancelotti, consciente de ello, sacó al serbio por Bosingwa en la segunda mitad. Los temores de Foster sustituyendo al lesionado Van Der Sar)en varias jugadas donde anduvo lento e inseguro con los pies y, sobre todo, un saque de esquina que tras varios toques sacó Evra en la línea de gol, fue lo más interesante para los londinenses. El United, más lúcido, perdonó dos goles en dos contras con Park y Berbatov como finalizadores.

Dentro de un ritmo pausado y sin dueño que fuera capaz de comandar el choque, el Chelsea se encontró con el empate. Como no podía ser de otra manera, Ben Foster (vaya dos meses en la portería esperan al United), tremendamente pálido, temeroso y sin confianza, volvió a errar en un mal despeje de puños que fue a parar a la cabeza de Carvalho, que casi esperaba la pelota para empujarla. Apenas unos minutos después, el segundo regalo le iba a llegar del colegiado, un Chris Foy que no vio un golpe intencionado de Ballack (que debió ser amonestado) sobre Evra que dejó la pelota en posesión Blue y que terminó con una contra que Lampard remachó a gol. Dos golpes de suerte queparecían ser definitivos pues el United se mostró impotente y cansado en la recta final, aunque con la misma ambición de siempre. Este les guió, justo en el último suspiro, al empate tras un pase en profundidad de Giggs sobre Rooney que el crack mancuniano supo aprovechar para batir a Cech, igualar y llevarnos a los penaltis (buena medida que evita el desgaste en prórrogas durante pretemporada).

El partido había dejado en evidencia las debilidades de Ben Foster y, contrariamente a otras tandas, no logró limpiar su imagen y terminar de héroe. El Chelsea no erró mientras Giggs, primero en lanzar, y Evra (con el peor lanzamiento que jamás haya visto al primer nivel), facilitaron el primer título de la era Ancelotti y, de paso, generaron la primera piedra en una campaña delicada en Old Trafford.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche