Histórico
6 agosto 2009Jose David López

Champions: Exotismo y sorpresas camino a la fase final

sheriffLos ‘gigantes’ del continente pasan examen cada partido pero es en su final de campaña cuando toca mirar atrás y analizar los objetivos cumplidos. Ese momento, espléndido si el curso ha alcanzado las metas o decepcionante si la presión te ha consumido, resume todo un año. Todas las competiciones, todos los resultados y aquellos momentos que, para bien o para mal, ya son historia. Para muchos otros, los más humildes y los que tan sólo quieren las migas de ese pan que otros devoran, ese resumen de la temporada depende exclusivamente de un par de encuentros y no precisamente en el mes de mayo, sino en pleno agosto y tras semanas de preparación (y no de playa). Las fases previas de la Champions League han dejado momentos únicos para equipos que ansían protagonismo a base de mesura y trabajo silencioso. Una receta que ha servido para que Poli Timisoara, Ventspils o el simpático Sheriff Tiraspol, se hayan ‘colado’ en la última ronda de una Champions que este viernes sorteará los cruces definitivos.

Sin embargo, su sonrisa, su noche épica e histórica fue la más decepcionante para sus rivales, sobre todo para el Shakhtar Donetsk, actual campeón de la ya extinta Copa de la UEFA y víctima del atrevimiento del Poli Timisoara. El cuadro rumano, dirigido por el ex internacional Ioan Sabau y Sub-campeón el pasado año, ha sabido explotar a la perfección el extraordinario marcador que se trajo de Ucrania hace una semana (2-2) y con un planteamiento preparado expresamente para la contra, ha aguantado la presión de un Shakhtar cuya progresión y economía dependían de su acceso a la Champions. Un final de infarto con varias ocasiones para los de Lucescu dio más dramatismo a una noche que siguió su caminar sorpresivo por Praga.

Y es que esta fase previa ha limpiado del panorama a los dos representantes checos de la capital, algo que merma más aún el ya de por sí alicaído momento de su balompié. Doloroso y difícilmente explicable será el intentar matizar la decepción tras el mísero empate que ha logrado el Slavia en su estadio ante el modestísimo y desde hoy ‘novato’ en Champions, Sheriff Tiraspol moldavo. Un equipo simpático para el público en general que tras eliminar al Inter finlandés, repitió (sin encajar un solo gol en cuatro partidos) en la cuna del fútbol checo. Un milagro que, para mayor heroicidad, tuvo de cara la suerte que en el minuto 91, cuando su central Nadson les dio el pase. Un defensor brasileño que sólo refleja una minúscula parte de la plantilla más cosmopolita de la próxima Champions pues en su vestuario habitan nada menos que diez nacionalidades (benineses, moldavos, rumanos y hasta un punta de Burkina Faso). Darán un toque de color.

El Ventspils aguantó las acometidas de un BATE obligado a remontar y se quedó en la orilla con un doblete de su mejor hombre, un Krivets que no pudo evitar que los letones, otro debutante, se asome al gran escenario europeo. Allí estarán, por lo logrado este miércoles, un Celtic intimidatorio que sacó su casta para vencer al dinamo en Moscú y dar la vuelta a su eliminatoria (0-2), el Levski como campeón búlgaro, el Debrecen húngaro, el atractivo Zúrich y dos clásicos como Partizán y Olympiakos.

No extrañaban los nervios de la noche después de lo ocurrido el martes. El Twente buscaba su primera clasificación al máximo torneo continental tras haber logrado empatar en Lisboa ante un Sporting que, como local, había errado incluso un penalti en un partido parejo. En suelo holandés, tras el prematuro gol del suizo Douglas con un cabezazo apenas con segundos en juego, los locales fueron dueños del choque pero, a la desesperada y sin nada que perder, Rui Patricio se lanzó al milagro en un saque de esquina en el minuto 94. El meta luso impactó con la pelota mientras un defensor local acabó despejando a su propia portería. Una autentica odisea que vuelve a colocar a los lisboetas en una fase final, evita su primer bochorno del año y reactiva los milagros en Holanda donde ya vivieron uno parecido en Alkmaar en 2005.

En Haifa, el Maccabi buscaba su segunda participación en Champions (la anterior fue en 2002) y lo logró con una remontada épica y singular pues fue capaz de encajar tres goles como local en apenas un cuarto de hora y, después, levantar la eliminatoria como si de un juego se tratara. Enfrente, rozando el mayor de los milagros que el fútbol de primer nivel puede dar, estaba el Aktobe, campeón de Kazajistán y el equipo más débil que jamás hubiera llegado a la fase final. El 4-3 definitivo dejó a los macabeos firmes pero en el bombo, donde no faltarán Red Bull Salzburgo (tras derrotar al Dinamo Zagreb con gol postrero de Nelisse), Anderlecht (cayendo en Turquía ante el Sivasspor y haciendo buena la goleada de la Ida) y, desde luego, el Panathianikos, que encontró el camino salvador a su eliminatoria ante el Sparta de Praga con un gol del central español Sarriegi, experto en cabezazos milagrosos.

Este viernes todos entrarán en el sorteo definitivo de la última eliminatoria que retransmitirá on-line y con señal en directo, El Enganche, para vivir con vosotros la ‘magia’ de la Champions.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche