Histórico
8 agosto 2009Jose David López

Así se presenta la Ligue 1

lisandro-lyon-2El pulmón regenerativo de la Europa futbolística, el mejor estandarte de la progresión del fútbol africano y, por supuesto, uno de los campeonatos más equitativo e igualados del continente. La Ligue 1 arranca este sábado con sus esencias eternas y, sorprendentemente, más millones invertidos que en últimas ediciones, lo que viene a reflejar el crecimiento de equipos hasta ahora en un escalón inferior y la tremenda ecuanimidad que ya perviviera durante los años previos a la dictadura lionesa. El renovado orgullo del Lyon, la ambiciosa ‘limpia’ del Olympique de Marsella, el continuismo triunfal del Girondins de Burdeos, el regreso al primer plano del PSG, la aparición de los imprevisibles Rennes, Toulouse o Lille y el ansiado regreso del querido Lens, otorgan al campeonato francés un hueco necesario en el fútbol actual, el de ‘hervidero’ de cracks.

Precisamente del Gerland de Lyon salió el último gran estandarte de esa naturaleza-trampolín que arrastra la Ligue 1, un Karin Benzema que trastocó sus planes de seguir un año más y decidió aventurarse al salto definitivo. Atrás dejó un equipo tocado moralmente tras siete campeonatos consecutivos gritando el título y un proyecto que, precisamente en su peor año, sí encontró la continuidad que no tuvieron otros. Claude Puel fracasó en su intento pero, al contrario que Perrin (que consiguió un doblete) o Houllier, ha visto cómo el conflictivo presidente, Jean Michael Aulas, cumplía su promesa de darle un margen de varios años. La presión ha crecido y aunque el salto europeo parece mucho más lejano que en la etapa de Le Guen o el citado Houllier, la necesidad habla de volver a reinar en Francia.

Para ello se permitió el lujo de vender a Benzema a un precio módico según está el mercado y despedirse de Juninho que, cansado, prefirió recular al fútbol árabe. Para paliar dos bajas tan sensibles en lo deportivo y anímico, decidieron contratar en su lugar a dos artilleros de contrastada reputación que dan el salto: Lisandro López y Gomis. Explosivos, rematadores puros, con mucha movilidad y velocidad. La calidad la debe poner Michel Bastos que tras su explosión en Lille ha llegado como estrella por nada menos que 18 millones. En defensa destaca el carrilero de moda, Aly Cissokho, que tras no fichar por el Milan recaló en su país. No quisiera olvidarme de una contratación mucho menos mediática pero interesante, la del jovencísimo lateral izquierdo franco-polaco Timothée Kolodziejczak, ‘robado’ de la cantera del Lens y que puede ser la revelación. Este año sólo vale ganar.

Uno de los que tendrá que permitir el regreso al reinado del Lyon será el actual campeón, un Girondins de Burdeos que mantiene la base que le llevó al título el pasado año pero que puede perder a última hora a un hombre clave como Chamakh (se habla de que Jovanovic sería su sustituto). Con el ambicioso y virtuoso proyecto de Laurent Blanc a la cabeza (cada día tengo más claro que será el próximo seleccionador francés), los aquitanos decidieron ejercer el derecho de compra que tenían sobre su estrella y pagaron 15 millones de euros por Gourcuff para quedárselo en propiedad. La inversión, altísima para un club como los Marines et blancs, reflejaba la importancia del jugador en el esquema de un equipo que funciona a su paso. Además han llegado el meta Carrasso, que buscará pre-jubilar al veteranísimo Ramé, y dos centrocampistas de trabajo y experiencia como Plasil y Ciani. Si no pierde a Chamakh, la única baja representativa será la de Diawara.

Precisamente el central senegalés ha hecho las maletas rumbo al Velodrome donde el Marsella inicia su enésimo proyecto desde cero con un jefe de filas de enorme valoración, Didier Deschamps. El ex capitán de la selección gala, que cuenta con el apoyo masivo del entorno de la Costa Azul, se sabe capaz de dar la vuelta a la irremediable estela de desidia que viene acompañando a los marselleses en los últimos lustros y ha querido limpiar drásticamente su plantilla para dotarla de aquellas cualidades que él desea explotar. Es singular que haya transformado el vestuario con nada menos que 17 bajas y 14 fichajes y que, para ello, sólo se haya gastado 14 millones de euros. 31 movimientos en un verano alocado que ha llevado al club a ‘Lucho’ González como organizador, M´Bia como destructor, el citado Diawara en defensa junto a Heinze y a Morientes como delantero. Se han marchado Cissé, Caná o Zenden pero las esperanzas tiene su propio icono: Didier Deschamps.

Detrás del trío esperará impaciente el PSG que, ya sin Le Guen y con Kombouaré en el banquillo, intentará proseguir la progresión que empezó el pasado año. El punta Erding, Coupet y la compra definitiva de Kezman, han sido sus refuerzos manteniendo la plantilla lejos de los rumores. El pujante Toulouse, una de las revelaciones del pasado año, ha logrado mantener a sus pilares como Gignac y Sissoko pero, además, se ha llevado a uno de los mejores metas jóvenes del país, Yoann Pelé, y al prometedor Machado. Así mismo el Rennes se ha hecho con los servicios del guineano Bangoura tras pagar 11 millones de euros al Dinamo de Kiev o el joven destructor noruego (de origen ghané), Tettey. Gervinho al Lille, Ljuboja al recién ascendido Grenoble, el estadounidense Davies al Sochaux o el gigantón maliense Bagayoko en el Niza, otros movimientos interesantes del verano. Así arrancará la Ligue 1.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche