Histórico
23 agosto 2009Ariel Judas

Apertura 2009 I: Los “finalistas”, más River y Boca

f_boca-velez_576x324

El próximo viernes 21 de Agosto -si ninguna equirla de la proveniente de la trinchera catódica lo impide- comenzará el Torneo Apertura 2009 de Argentina. Con más movimientos de mercado que los que me esperaba, vamos a hacer una previa en este post de lo que puede dar de sí este segundo semestre de Primera División albiceleste partiendo de los “finalistas” del pasado Clausura -Huracán y Vélez-, y de los dos grandes del fútbol de ese país -River y Boca- que, pese a que sufren por igual las dificultades económicas que afectan al balompié dos veces campeón del mundo, se han reforzado de una manera sustancialmente diferente para este campeonato.

El casillero número uno es para el Club Atlético Huracán, que en opinión de una gran parte de la afición y de los especialistas fue el mejor equipo del pasado torneo, pese a quedarse con la segunda posición, tras un vibrante partido final ante Vélez Sarsfield.

Las dos grandes figuras del equipo entrenado por Ángel Cappa en el Clausura fueron el enganche Javier Pastore y el delantero Matías Defederico. Pastore fue presentado en los primeros días de Julio como una de las nuevas figuras del Palermo de la Serie A de Italia. Defederico es protagonista por su parte de uno de los culebrones más intrincados del mercado de invierno en Argentina: el atacante y su representante, Alejandro Bouza, aseguran que en las próximas horas el goleador firmará por el Corinthians, que está conformando un equipo de lujo para comenzar el año de su centenario. El Timâo abonaría un total de cuatro millones de dólares (unos tres millones de euros) para llevarse el fútbol de Defederico a Brasil, pero solo uno 50% de ese dinero llegaría a las arcas del Globo.

Huracán, que desde hace mucho tiempo atraviesa por serias penurias económicas, vendió hace tiempo el 40% de la ficha de Matías Defederico a Bluesand, una empresa propiedad de Bouza, por 150.000 dólares (algo más de 100.000 euros). En el contrato firmado entre ambas partes -como bien se explica en canchallena.com- se establece que “Si existiera una oferta de compra por el 100 por ciento [del pase], por 1.500.000 dólares libres de impuestos, como mínimo, ambas partes están obligadas a ceder sus derechos económicos, salvo que ofrezcan pagar a la parte que desea vender el porcentaje de sus derechos económicos sobre la base de la oferta existente”. En otras palabras, si el presidente Carlos Babington y su comisión directiva deciden no desprenderse del jugador tendrían que abonar a Bluesand dos millones de dólares (un poco menos de un millón y medio de euros).

Maty Defederico da por concluída su etapa en Huracán -al menos de momento- y espera poder ser presentado en la capital paulista en las próximas horas con la camiseta, blanca como la de su actual club, del Corinthians. En lo que  fue su última práctica con el equipo de Parque Patricios, el delantero se despidió con duras palabras hacia los dirigentes del club. En el día de ayer, el jugador no se presentó al entrenamiento del equipo, pese a que su transferencia al club paulista aún no fue cerrada.

Para agregar una vuelta más de tuerca a todo este enredo, ahora ha aparecido un agente FIFA que habría acercado una oferta al club por Defederico proveniente de un club de la Premier inglesa. La cifra que se pagaría sería algo más de cinco millones de euros por el 100% de la ficha del delantero y, además, la entidad argentina podría mantener al jugador hasta diciembre, a la espera de que el dorsal 20 consiga un pasaporte comunitario.

Estas dos salidas no han sido las únicas que han afectado al equipo. Pese a que desde las posiciones de máxima responsabilidad en el club se aseguraba hace apenas unas horas que el Globo retendría a la mayoría de los jugadores que brillaron en la competición local hasta hace apenas unas semanas, lo real es que del once titular del Clausura tan solo cuatro jugadores tienen asegurada su continuidad.

El desmantelamiento del primer equipo de Huracán hizo dudar a Ángel Cappa acerca de su voluntad de continuar al frente del plantel. El estratega teme que la partida de Defederico pueda terminar provocando un efecto cascada, y que algunos jugadores que él considera irreemplazables -como el volante central Mario Bolatti, convocado a la Selección recientemente, y pretendido por otros clubes de Argentina- termine marchando en estas horas previas al inicio de la competición. Para tranquilidad del club y de la afición quemera, el entrenador anunció ayer que se queda -pase lo que pase- trabajando en el Tomás A. Ducó hasta la finalización de su contrato.

Pocas novedades en el campeón -Vélez-, un club que ya había hecho un movimiento importante en el mercado a principios del año.

Tras el regreso del atacante Joaquín Larrivey (fundamental en la primera mitad del Clausura) al Cagliari -entidad que lo había cedido al Fortín-, Vélez se fijó como prioridad conseguir a un delantero de las mismas características: el candidato debería contar con una gran potencia física y que asegurar al equipo de Ricardo Gareca una cuota de goles. Y a falta de uno, la entidad del barrio de Liniers ha conseguido dos a costo cero.

El primero es Rolando Zárate -uno de los hermanos de Mauro, el atacante de la Lazio- quien nació futbolísticamente en Vélez y que, tras pasar por las ligas de España (donde jugó para el Real Madrid), Escocia, Arabia Saudita, México, Ecuador y Argentina, regresa a calzarse la elástica con la V azulada para tal vez poner punto final a su carrera profesional.

El segundo es Leandro Caruso, ex delantero centro de Godoy Cruz de Mendoza, y cuya ficha pertenece al Udinese de Italia. Caruso, por quien Vélez ha pujado hasta último minuto con River Plate, llega cedido por doce meses, con opción de compra.

Y cerrando el panorama del mercado fortinero Nicolás Otamendi, uno de los jugadores con mayor proyección de Vélez Sarsfield, ha renovado recientemente con el vigente campeón, luego de que se hablara bastante en Argentina sobre la posibilidad de que el defensa central -que ya ha sido convocado por Diego Maradona a la selección absoluta- pudiera ser fichado por el Real Madrid.

River Plate no ha comenzado nada bien este segundo semestre. Anoche -en un partido bastante decepcionante- el equipo de Néstor Gorosito cayó por 1-2 en el Monumental ante un muy efectivo Lanús, en el debut de ambos equipos en la edición 2009 de la Copa Sudamericana.

En lo que respecta al movimiento de mercado, la noticia más trascendente para el equipo millonario es que tras la finalización del Clausura una de sus principales figuras, el goleador Radamel Falcao García, fue vendido al Porto de la liga lusa a cambio de 5,5 millones de euros. Además del internacional colombiano se han marchado el portero Mariano Barbosa (al Atlas, de México), el volante Rubens Sambueza (al Tecos, también de México) y el enganche uruguayo Robert Flores, que ha sido repescado por el Villarreal.

Otra baja sensible -al menos en la primera parte del Apertura- será la del ex capitán (los jugadores del primer equipo le acaban de quitar esa responsabilidad, para nombrar a Ariel Ortega en su lugar) Oscar Ahumada, quien será operado en su tobillo derecho, y no podrá ser de la partida durante al menos 40 días.

En el rubro de las incorporaciones, las más sonada ha sido la del retorno de Ortega, quien tras un año de destierro en el Independiente Rivadavia de la segunda división, regresa -una vez más- para intentar (con el dorsal 10 en la espalda, el número que hasta hace unas semanas lucía Marcelo Gallardo) colgar las botas en el club de sus amores, al que aún pretende entregar momentos de gloria.

Además del Burrito, otra incorporación interesante es la del portero Nicolás Navarro, vendido el año pasado por Argentinos Juniors al Napoli de Italia. El guardametas llega a Núñez a préstamo -sin opción de compra- por un año.

Quien también ha llegado a préstamo -en este caso desde el Guaraní de la liga de Paraguay- es el volante central Miguel Paniagua, quien ya ha debutado en la selección nacional guaraní. El jugador, que en el equipo millonario usará el dorsal 15, ha sido cotizado en algo menos de dos millones de euros por el club dueño de su pase.

Con lo hasta aquí expuesto, queda claro que River Plate ha decidido -o no tiene más remedio que hacerlo de esta manera- gastar la menor cantidad de dinero posible para este Apertura que está a punto de comenzar. La iniciativa me parece por demás plausible, teniendo en cuenta la situación patrimonial del club. Para terminar de conformar su plantilla los millonarios han decidido recurrir a una herramienta perfectamente aceptada y habitual para el común de los mortales, pero que a estrellas como Ariel Ortega les parece una falta de respeto: poner a prueba a un grupo de ilustres desconocidos -procedentes de mercados como Chile y Paraguay, donde históricamente River siempre ha sabido encontrar futbolistas que le han dado buenos resultados- durante unos días antes de ficharlos o rechazarlos. Esta práctica -común tiempo atrás entre los equipos argentinos- ha sorprendido a la prensa local, quien la ha bautizado como casting o reality show. La medida ha sido defendida por la dirigencia del club, a la que los dichos de Ortega no han caído nada bien, y de momento el primer beneficiado por esta metodología de selección de jugadores es el defensa central paraguayo Javier Cohene Mereles, que hasta ahora pertenecía al SC Olhanense, de la Liga Sagres, y que ha comenzado desde abajo para llegar a ser un futbolista profesional, como podíamos leer esta semana en las páginas de Olé.

Más allá de estos fichajes a prueba de uno de los equipos más grandes de América Latina, lo que ha puesto casi en estado de shock a la afición argentina es la contratación de Matías Almeyda, que tiene 35 años, y que hace cuatro temporadas que no juega al fútbol de manera profesional (aunque sí ha participado frecuentemente de eventos como el Showbol, junto a Diego Maradona). El Pelado Almeyda -que cuando fue vendido por el club porteño al Sevilla en 1996 fue por unos meses la transferencia más cara del balompié argentino- aceptó la propuesta de River (cobrará de acuerdo con los partidos que juegue), y asegura que volverá a ponerse trece años después la camiseta de la banda roja “por hambre de gloria”.

Pero quien realmente se ha reforzado de una manera muy contundente (y, sobre los papeles, de una manera bastante acertada) es Boca Juniors, un equipo que viene de realizar un pésimo Clausura, que vuelve a tener como entrenador a Alfio Basile, y que comenzará el Apertura envuelto en la polémica que ha provocado la presentación de su nueva camiseta.

El equipo de la Ribera se ha desprendido de varios jugadores importantes. El más importante de ellos, Rodrigo Palacio, quien después de mucho tiempo finalmente ha dado el salto a Europa, para sumarse al Genoa, por una cantidad de dinero a la que hace apenas un par de temporadas ofrecían teóricamente equipos de mayor jerarquía, como el Arsenal o el Barcelona. Además de la Joya, han dejado a la escuadra azul y oro los volantes Fabián Vargas (ahora jugador del Almería) y Leandro Gracián (que fue recibido por la afición del Aris de Salónica como un auténtico ídolo). Otro que se marchó fue el delantero Luciano Figueroa, cuyo pase pertenece al Genoa, y que podría regresar al torneo argentino, pero para vestir la camiseta de Rosario Central. Otras dos bajas sensibles -especialmente por la proyección que ambos jugadores pueden tener en el futuro- son Facundo Roncaglia (nuevo efectivo del Espanyol, a préstamo por un año) y Carlos Fondacaro (quien reforzará durante una temporada a Tigre).

Boca, en el estreno en serio de Carlos Bianchi como manager o secretario técnico del club, ya ha oficializado la incorporación de siete jugadores. Algunos de ellos, muy ilusionantes. Como el lateral izquierdo Luciano Monzón, de gran actuación con la selección argentina que ganó la medalla de oro en los Juegos Olímpicos de 2008, y a quien no le fue nada bien en su paso por el Betis. El equipo andaluz lo cedió por un año a su club de origen, con la esperanza de repescarlo o venderlo en caso de que el defensa se revalorice en estos doce meses.

Además, el conjunto entrenado por Alfio Basile recupera a dos peloteros de alto nivel, Federico Insúa y Guillermo Marino, luego de que ambos pasaran un par de temporadas -con suerte desigual- en la liga mexicana. Otra incorporación a préstamo de los xeneizes es Adrián Gunino, hasta ahora lateral del Danubio de Uruguay, e integrante del equipo nacional Sub-20 que brilló en el último Sudamericano. También a préstamo -en este caso, procedente del Celta de Vigo- llegó Ariel Rosada, un mediocentro que nació en la cantera boquense, y que vuelve a Argentina tras haber tenido una experiencia muy positiva en el Toluca de México, aunque no tanto en el equipo gallego.

Pero la gran contratación de este Boca ha llegado desde el otro lado de los Andes: el polifuncional volante chileno Gary Medel, que durante la mini gira que el equipo argentino ha realizado por Europa ha cautivado a la afición y a sus nuevos compañeros de equipo. El Pitbull, quien pese a su juventud hasta ahora ha sido un emblema de la Universidad Católica en su país, llegó al fútbol argentino con la enfática recomendación de Marcelo Bielsa, seleccionador de la Roja. Medel, que en Chile había protagonizado algunos hechos extrafutbolísticos y que vivía un acoso bastante importante de parte de la prensa de ese país, parece haber encontrado las condiciones ideales para, a sus 22 años, relanzar su carrera profesional.

Con todos estos nuevos refuerzos, el Boca del Coco Basile debutará oficialmente en un par de horas frente a Vélez, en el partido inicial de ambos equipos en la Copa Sudamericana 2009.

De los cuatro equipos hasta aquí analizados, el conjunto xeneize parece ser el que mejor se ha armado para este segundo semestre del año y tal vez sea el máximo candidato a quedarse con el Apertura. Además de sus nuevas caras, el club sigue contando con figuras como Martín Palermo, Juan Román Riquelme, Sebastián Battaglia, Julio César Cáceres, Hugo Ibarra, Claudio Morel Rodríguez, Pablo Mouche, Ricardo Noir, o el portero Roberto Abbondanzieri.

River y Boca tienen siempre la obligación de ser protagonistas en la competición argentina, y de presentar los mejores planteles del panorama local. Sin dinero, o casi sin dinero, millonarios y boquenses han realizado en esta pretemporada austral un trabajo muy distinto. El equipo de Néstor Gorosito ha apelado a viejas glorias y a jugadores desconocidos (confío que algo bueno salga de ese casting por el bien de la liga albiceleste). Basile, en cambio, tendrá a sus órdenes a una plantilla que sobre los papeles parece otorgar garantías, tanto en el campeonato local como a nivel sudamericano. Aunando jugadores de experiencia, con futbolistas que tienen mucho margen de crecimiento, como Monzón, Gunino y Medel.

En la próxima entrada de análisis previo al comienzo del Apertura 2009 de Argentina nos ocuparemos del campeón de América -Estudiantes-, del equipo de Diego Simeone -San Lorenzo-, y de los dos grandes de Avellaneda: Independiente y Racing.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche