Histórico
26 julio 2009José Mendoza

El acierto por costumbre

del-nido-y-monchi

De un tiempo a esta parte, las cosas no paran de hacerse bien en el Sevilla. El club liderado por Del Nido y Monchi no deja de tomar brillantes decisiones. Fichajes a precio de saldo, ventas multimillonarias, gran rendimiento de la cantera, paseos por Europa… Y todo ello culminado con títulos. El conjunto andaluz está escribiendo los mejores años de su historia. Tan sólo en la década de los 40 se recuerda una época similar. Por entonces, el Sevilla era uno de los mejores equipos de España y llegó a ganar la única Liga que tiene en sus vitrinas, con Ramón Sánchez Pizjuán en la presidencia.

Ahora es Del Nido el que está al mando. El presidente esconde detrás de esa figura controvertida una gestión inmaculada. Todo ello gracias también a su fiel escudero Monchi. Seis años encadena ya el club clasificándose entre los seis primeros de España. Hazaña sólo igualada por Real Madrid y Barcelona. Esta regularidad, sumada a la pila de títulos cosechados, le ha hecho entrar en el selecto club de los equipos más grandes de nuestro país y de los más respetados en Europa.

Este verano, la gestión no ha sido diferente a la de los últimos tiempos. Monchi ya nos tiene acostumbrados a fichar rápido, a dejar la plantilla casi hecha antes del comienzo de la pretemporada. El Sevilla ha incorporado, sin malgastar un euro, a Sergio Sánchez por tres millones y a Didier Zokora por otros diez. Dos refuerzos que acaban con los dos puntos débiles en la pasada temporada. El lateral derecho, donde no fructificó Konko, y el mediocentro, donde Romaric y Duscher no mostraron el rendimiento deseado.

Ahora, tras gastar sólo trece millones, todo ello en medio de un mercado donde se mueven cifras mareantes, el Sevilla se centra en la operación salida. Ya ha encontrado destino a Mosquera, De Sanctis, Maresca y Crespo. Chevanton, De Mul, David Prieto o Dragutinovic son los otros que podrían salir.

Dos episodios sacudieron al club este verano. El capítulo de Luis Fabiano y el de Jesús Gámez. Ambos, resueltos con buena nota, reflejan la eficacia de la entidad. Ante las elevadas peticiones del Málaga, el Sevilla se inclinó rápidamente por Sergio Sánchez. Por el punta se interesó el Milan. Luis Fabiano no escondió su deseo y el club andaluz nunca cerró la puerta a su traspaso. Pero la oferta fue ridícula, se rechazó y no se perdió el entendimiento con el jugador.

Pese a que Del Nido sentenciara hace unos días que la plantilla estaba cerrada, aún se busca un delantero y, quizás otro mediocentro. Pero las urgencias ya están cubiertas y ahora el Sevilla nada con la corriente a favor en el mercado de fichajes, sin ninguna prisa. El punta deseado es Fred. El brasileño otorgaría esa competencia seria, cada vez más necesaria, para Kanouté y Luis Fabiano. Sobre todo en año Champions, pues Koné, Acosta o el propio Chevantón están demasiados escalones por debajo de la pareja titular. Y para el mediocentro no se desaprovecharía una buena opción que se presente en el mercado. Con éste, ya van seis veranos en los que en el Sevilla se toman siempre decisiones con criterio. Ojalá no paren nunca.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche