Histórico
8 julio 2009Jose David López

Análisis Final Libertadores: Estudiantes-Cruzeiro

cruzeiro-estudiantesArrancó el pasado 28 de enero y medio año más tarde encontrará campeón. La 50 edición de la Copa Libertadores busca rey manchada por la ola de casos de Gripe A que azota a Argentina donde las cifras oficiales hablan de 62 casos mortales. Desde este miércoles la finalísima a doble partido (un formato que no gusta en Europa) asegura 180 minutos de pasión e igualdad entre dos equipos con una trayectoria intachable en un torneo en el que ninguno contaba para las apuestas finales: Estudiantes de La Plata y Cruzeiro.

El Pincha sabe lo que es levantar el trofeo en tres ocasiones pero todas ellas hace demasiados años, allá por finales de los 60 cuando eran dominadores continentales (fue el primer equipo del continente en lograr un tricampeonato tras los éxitos de 1968, 1969 y 1970) mientras la Raposa lo levantó en dos ocasiones concretas, 1976 y 1997. Ambos han sido los dos mejores equipos de la actual edición aunque con argumentos diferentes que presagian una final competitiva, igualada y donde las individualidades serán decisivas. Curiosamente ambos ya se cruzaron en la primera fase de grupos pero los resultados, goleadas en ambos casos para los locales (4-0 en La Plata y 3-0 en Belo Horizonte), no dan la mínima pista ni decantan el favoritismo a uno u otro lado. Larrionda, el árbitro de la Ida (que se jugará esta madrugada, es otro de los protagonistas.

Estudiantes de la Plata:

alineacion-estudiantesEl equipo argentino, cuya última final fue en 1971 (cayendo ante Nacional tras haber ganado tres títulos de manera consecutiva), está en un momento histórico que pocos preveían y que se ha logrado por el buen comportamiento de bloque sólido con espíritu combativo inquebrantable. Una base de aquél Estudiantes campeón en 2006 que aún hoy, reforzada con argumentos siempre positivos en ataque, vuelve a alargar sus éxitos en una etapa dubitativa pues a pesar de esta final, el equipo no ha encontrado regularidad en el banquillo. Tras Simeone, Astrada o Sensini, el último en aceptar el arriesgado cargo fue el ‘Pachorra’ Alejandro Sabella. El que fuera jugador del ‘Picha’, con el que ganó dos títulos nacionales, siempre ha ido de la mano de Daniel Pasarella, con el que ejerció como ayudante durante las etapas del Kaiser en la selección argentina, uruguaya o en su periplo por Parma o River Plate. Esas experiencias le bastaron para coger experiencia y ser el elegido para el cargo estudiantil hace tan sólo cuatro meses.

Desde entonces el éxito ha sido mayúsculo pues levantó el vuelo en un Clausura que hubiera peleado de no ser por los malos datos anteriores (cogió al equipo tras cinco derrotas casi consecutivas que no le permitieron mayores metas) y, sobre todo, ganó confianza y fe en una Libertadores que le coloca como uno de los equipos de moda en América. Su gran virtud (con un 4-4-2 esquemático) es la profesionalidad y el sacrificio colectivo pues más allá de individualidades concretas, Estudiantes tiene un grupo muy definido y trabajado. Desde su llegada el club ha mejorado notablemente en defensa, algo que se demuestra en números de record. El meta, el internacional argentino Andújar, estuvo sin recibir un gol 800 minutos (en Libertadores) y ha batido el record de imbatibilidad, un registro que le vale, además, para ser el único equipo de la competición que ha ganado todos los partidos que ha jugado como local.

Sabella confiará de nuevo en una línea defensiva que los hinchas ya conocen de memoria y que se ha destacado por su solidez, la experiencia y el pundonor de sus centrales. Tan bueno ha sido el rendimiento de Re, Cellay, Schiavi y Desábato, que un internacional absoluto deseado desde europa como Angeleri ha perdido su sitio en los últimos meses. Su único punto negro habla de lentitud, algo que bien puede decantar la eliminatoria teniendo en cuenta la velocidad de sus rivales. Para la cita recupera, además, a su estrella. No tanto por la capacidad de destellos que aún nos deja, sino por su experiencia e inteligencia, Verón sigue siendo el centro de operaciones del equipo y el carácter que todo club necesita en una final. Se perdió las semifinales ante Nacional pero reaparece para sumar la que sería su primera Copa Libertadores y el broche perfecto a una carrera singular. Junto a él estarán el ‘Chapu’ Braña, un destructor combativo con muchos años de brega a sus espaldas, la revelación de un llegador como Enzo Pérez y el consistente y de gran pegada ‘Chino’ Benítez. En ataque la ‘dupla’ fija viene siendo la formada por la ‘Gata’ Fernández y Boselli. Uno crea, desborda y genera si tiene el día mientras el otro, con una gran capacidad de desmarque y movimiento, debería remachar. A pesar de que ambos fueron clave en las semifinales, el ex de Boca necesita ser más mortífero.

alineacion-cruzeiroCruzeiro:

Belo Horizonte, una de esas plazas futbolísticas que desata pasiones y desprende mitología de la pelota, se prepara para cubrirse de gloria doce años después de su último entorchado continental. La Bestia Negra defiende un estilo mucho más lírico, lo que le hace fiel representante del fútbol brasileño de antaño o así al menos lo intenta Adílson Batista, un técnico jovencísimo (sólo 41 años), que abandonó el fútbol prematuramente tras numerosas lesiones y que, desde entonces, ha llevado su carácter de liderazgo por diez equipos en apenas 8 años. Obligado a renovar su equipo casi por meses ante la llamada emergente de los clubes europeos, Cruzeiro sabe que plantarse en otra final le puede costar años de regeneración y no pueden dejar escapar una cita similar que corone un proyecto creado desde hace dos años para luchar por esta Libertadores.

La Raposa, que pese a tocar el cielo continental atraviesa una crisis en el Brasileirao, sólo ha perdido un partido en esta Libertadores y, curiosamente, fue en La Plata. Un estadio que intentaron no pisar pues hasta el último momento, Cruzeiro intentó suspender o postergar el partido por temor a que su plantel se contagiara de la Gripe a que asola el país argento. La Confederación Suramericana de Fútbol reiteró que Estudiantes estaba en condiciones de garantizar la salud y seguridad del club brasileño que, por lo pronto, llegó tarde a la práctica de día anterior a la final y apenas pudo calentar. En la cita la baja más importante, además siendo de última hora, es la del central Thiago Heleno, un fijo para los planes del equipo que se resintió de una molestia muscular en el tobillo derecho. Eso no moverá, pese a todo, el esquema (4-3-1-2), inalterable.

De tal manera, Batista retocará su línea defensiva y entrará Anderson. El meta Fabio, fiable excepto en balones aéreos, estará bajo palos y al citado Anderson le acompañarán Magrao y Jonathan en bandas así como Leo Silva completando la zaga. Los carrileros, sobre todo Jonathan, son muy ofensivos y han resultado claves en partidos comprometidos con sus arrancadas hasta línea de fondo. Al mismo tiempo, deja libre una zona que el rival puede saber aprovechar. La medular concentra calidad, velocidad y alternativas y representa la mejor baza del equipo con hombres como Marquinhos Paraná, preciso en el pase, Ramires, veloz y creativo que jugará su último cruce antes de marcharse al Benfica o Wágner, liberado y que suele actuar de enganche. Fabinho es el destructor. Por delante, como estrella del equipo y hombre mágico por decreto está Kléber, que está siendo seguido muy de cerca por equipos europeos y que está encontrando su mejor nivel en un equipo que le da libertad para sus ‘diabluras’. El ex del Dinamo de Kiev (donde no cuajó), es el hombre creativo, el que pone la velocidad, el que desborda y el que genera incontables ocasiones y pesadillas en las defensas rivales que, por ahora, le sacuden con dureza para frenarle. Su acompañante ofensiva está en duda ya que el fijo solía ser Thiago Ribeiro pero aunque ahora se ha recuperado de su lesión, el sustituto, Wellington Paulista (ex Alavés), anotó un doblete en semifinales y parece que se ha ganado la titularidad.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche