Histórico
12 junio 2009Jose David López

Sudáfrica: El anfitrión busca consuelo

sudafrica

No ser desprestigiado y mantener el estatus que todo país organizador anhela para no destrozar su imagen al mundo, son los dos objetivos de Sudáfrica tanto para esta Copa Confederaciones como para la cita mundialista dentro de un año. Mucho tiempo de organización, papeleo, visitas de máximos dirigentes..Todo en regla para el evento estrella del fútbol pero, a la sombra, la decadente generación sudafricana.

Y es que mucho distan los ahora internacionales de los que lograron hazañas en otras etapas. Lejos queda aquella selección que se proclamó campeona de África en la década pasada o la misma que, años más tarde, logró entrar en el Mundial de Francia 1998. Ahora los Bafana Bafana representan el frenazo de progresión en el que se ha sumido buena parte de los países del continente negro. Unos han caído y otros, los que más abajo estaban, han logrado armarse de valor y ponerse a la altura de los otrora ‘gigantes’. Mucha igualdad que, a los sudafricanos más que a nadie, ha supuesto un golpe severo en sus últimas apariciones continentales.

De no ser por su clasificación directa para el Mundial (incluso para esta Confederaciones) por aquello de ser el anfitrión, casi nadie duda de que su presencia sería casi un milagro. Por tanto, el objetivo pasa por evitar desastres mayúsculos y pensar en alcanzar la segunda fase.

Cómo se clasificó: Anfitrión de la Copa del Mundo 2010

Es la única selección de todas las participantes que llega al certamen sin haber obtenido un título previo. El simple hecho de organizar el próximo Mundial le ha otorgado la posibilidad de codearse con los máximos exponentes de cada continente y con el último campeón del mundo. Un ‘plato’ bienvenido para un país en pleno atasco y con una generación notablemente más débil que la de etapas anteriores.

El entrenador: Joel Santana

La escapada de Parreira (que llegó para preparar al equipo de cara al Mundial) y huyó tras un papel desastroso en la última Copa África, abrió las puertas a su compatriota, un Joel Santana que llegó al cargo bien elogiado y ‘enchufado’ por su compatriota. Un cargo complicado por el momento delicado de una hornada de futbolistas de escaso nivel técnico que, por desgracia, coincide con su primera organización mundialista. El ex técnico de Vasco de Gama o Flamengo, que ha ganado un sinfín de torneos y honores en Brasil, debutó al frente de una selección internacional y ha empezado negativamente. La agresividad, potencia de su medular y velocidad de sus puntas son las armas que intenta explotar en un equipo pobre defensivamente.

El Equipo:

Presión máxima para un colectivo que no está preparado para asumirla. La realidad castiga las esperanzas y los presagios negativos están justificados por el mal momento que atraviesan los organizadores. La figura es el mediapunta del Everton Steve Pienaar (al que analizamos después) pero siguen siendo vitales los papeles de veteranos con experiencia como Benni McCarthy (máximo goleador histórico de la selección sudafricana y que se ha quedado fuera por decisión técnica tras conflictos con su Federación), su compañero en el Blackburn Mokoena (central de mucha potencia pero lento) o Van Heerden, un centrocampista multi-tareas del Brujas. Ellos son, junto al meta Fernández (Arminia Bielefeld) y el central Moon (Panathinaikos), los únicos que tienen experiencia al primer nivel en campeonatos europeos. Quizás su jugador más valorado en los últimos meses sea el destructor Sibaya, campeón ruso con el Rubin Kazan.

El resto del combinado nacional se centra en jugadores de los dos gigantes del país, los amos del pasional y singular Soweto (Orlando Pirates y Kaizer Chiefs).

La estrella: Steven Pienaar

Mediapunta, escorado a banda izquierda o llegador. Cualquier función por detrás de los delanteros se antoja compatible y de gran rentabilidad para el jugador del Everton. Nacido en la cantera del Ajax y ganando en experiencia en Dortmund, llegó a los Toffees hace dos años y se ha ganado el respeto. A pesar de ser fijo, se ha estancado un poco pero entre sus ‘novias’ para este verano se encuentran equipos como Atlético de Madrid o Tottenham, con lo que su nivel, en tardes donde aparece, está fuera de toda duda. El jugador más creativo, eléctrico y eficaz de Sudáfrica sin duda. Su presencia, por lesión, ha estado en el aire- Atentos también al jovencísimo goleador del Estrella Roja, Bernard Parker.

Pronóstico:

El factor campo, por aquello de ser anfitrión y levantar una expectación que se antoja única y de grandes pasiones, le da un extra de motivación y credibilidad respecto a sus rivales. Debería caer ante España pero se la jugará con Iraq y Nueva Zelanda. Tiene más calidad que sus enemigos si sabe explotarla pero encontrar el momento dulce que atravesaron hace años parece ahora improbable. Con todo y con ello, su único objetivo es pasar a semifinales y, si lo logra, las esperanzas mundialistas ya habrán ganado el crédito suficiente como para no pensar en ser abochornados en la fase final dentro de un año.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche