Histórico
8 junio 2009Jose David López

Irak: El milagro asiático quiere hacerse notar

irak1
La Copa Confederaciones centrará la actualidad futbolística estos días y El Enganche ya arranca su particular cobertura. Para acercaros más al torneo, desconocido para mucho, desde este lunes arrancamos una serie de perfiles sobre cada uno de los ocho participantes. Irak estrena la sección.

Tocaron el cielo en 2007 porque, como tantas veces ocurrió a lo largo de la historia, el fútbol fue motivo de festejo para una nación. Y, en este caso, la alegría se magnificó porque el país que pudo celebrar fue Irak, que desde marzo de 2003 estaba inmerso en una sangrienta guerra. La selección iraquí ganó la Copa y se quedó con el título por primera vez en su historia. Todos los jugadores del equipo tienen familiares muertos a causa de la violencia que sufre el país. Y el entonces técnico de la selección, el brasileño Jorvan Vieira, cumplió su promesa de darle una sonrisa al pueblo iraquí.

Las banderas asomaban entre los fusiles, los tanques y las ruinas que dejó la guerra. Pero este equipo, que se llegó a fracturar por sus diferencias políticas y religiosas puesto que lo forman sunies, chiies y kurdos, se ganó un lugar mayúsculo en la historia. Una vez más, el fútbol lo hizo posible. Ahora toca disfrutar de su primera participación en una Copa Confederaciones y poder medirse a selecciones de primer nivel mundial aunque el momento es especialmente duro. Pese a ser el campeón asiático, ha quedado fuera de la fase para luchar por un lugar en Sudáfrica 2010 al no poder superar una primera fase con Australia, China y Qatar.

Cómo llegaron aquí: Campeón Copa Asia 2007

Fue un auténtico milagro, algo que nadie ni nada hacía prever pero que se concretó para sorpresa mayúscula. Irak rompió todas las estadísticas al proclamarse campeón asiático en 2007 con un equipo que pasará a la historia. Una victoria inicial ante Australia en la fase de grupos les hizo tomar confianza, ganar fe y convertirse en un bloque imperturbable. Dejando por el camino a Corea del Sur e imponiéndose en la finalísima a la siempre competitiva Arabia Saudita con un cabezazo letal de Younis Mahmoud, el país enloqueció y el premio lo recogen ahora dos años más tarde.

Entrenador: Bora Milutinovic

Un auténtico hombre de fútbol, una locomotora del deporte rey en cualquier rincón del planeta y, por lo tanto, una persona enteramente dedicada al fútbol durante sus más de 32 años de carrera en los banquillos. Ha logrado llevar al Mundial a países como México, Estados Unidos o Nigeria pero también a selecciones más débiles como Costa Rica o China, con lo que su capacidad para sacar el máximo partido a sus jugadores, es total. Bora, de 64 años y todo un icono del fútbol globalizado y cosmopolita, quiere su enésimo milagro con Iraq, a la que acaba de unirse hace apenas unas semanas con la simple idea de dejar una buena imagen en el torneo sudafricano.

El Equipo:

La selección iraquí tiene en la Copa Confederaciones el escenario ideal para que su equipo, joven y valiente, se deje ver a ojos de todo el mundo. Son jugadores cuyas metas pasan por un contrato en un campeonato de mayor importancia y protagonismo que cualquiera de los del mundo árabe. Sólo uno de sus jugadores estuvo cerca de lograrlo y es que tras su gran papel en la Copa Asia 2007, Nashat Akram llegó a un trato con el Manchester City que sólo las estrictas leyes sobre el permiso de trabajo en Gran Bretaña, rompieron.

Por ello, el sueño sigue abierto y más posible que nunca para jugadores como el propio Nashat (Al Gharrafa), el llegador curdo Hawar Mulla (Anorthosis) que fue el primer jugador iraquí en anotar en la Champions League o el excelente aunque a veces dubitativo portero Noor Sabri (Al Talaba). Un bloque con más corazón e ímpetu que calidad aunque con la fuerza global como principal arma. Justo aquello que más busca Milutinovic y en lo que incidirá su trabajo en busca de otro de sus milagros.

La Estrella: Karrar Jassim

Dentro del atrevimiento y humildad del equipo iraquí, destaca la calidad del jovencísimo Jassim. Un llegador, segundo punta y asistente de sólo 22 años que aprovecha su fuerza y velocidad para buscar continuamente posiciones de remate y jugadas desde segunda línea. Su gran actuación en la Champions de Asia en 2007 le bastó para ganarse un traspaso millonario y recalara en el Al-Wakrah qatarí. Su ambición y talante ganador le ofrecen en Sudáfrica una auténtica oportunidad de oro para buscarse una salida rumbo a Europa.

Historia de la Copa Confederaciones: Se trata de su primera participación en un torneo de semejante magnitud.

Previsión:

En un grupo donde España es clara favorita, la primera plaza ya es algo complicado por lo que su lucha estará en centrarse en los partidos que den acceso a la siguiente fase como segundo clasificado. Nueva Zelanda y Sudáfrica son equipos parejos con los que debería poder luchar de igual a igual en busca de una heroica que levante la sensación negativa de los últimos meses. Recuperar la magia milagrosa de hace dos años queda lejos y es complicado pero ese es el gran objetivo iraquí.

Todos los perfíles de los participantes en la Copa Confederaciones:

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche