Histórico
18 junio 2009Jose David López

Europeo Sub21: España, a un paso del adiós

under-21-2El mejor portero. La peor delantera. Contradicciones que reflejan inestabilidad, falta de recursos y una alarmante puesta en escena para un proyecto que nace con dudas que difícilmente podrán ser solventadas en tierras suecas. El Europeo Sub 21 volvió a dejar la España de imagen apesadumbrada, oscura en ataque, incapaz de desbordar, sin encontrar su ritmo y con evidentes defectos defensivos. Inglaterra, con la misma receta de potencia, fuerza en la medular y chispazos de velocidad en tres cuartos de campo, desarboló el plan de un López Caro cuyo trabajo ya empezará a ser criticado.

Y eso que el otrora técnico del Real Madrid buscó mejorar las sensaciones amargas que dejó el estreno ante Alemania del pasado lunes. Tanto quiso renovar su planteamiento que trastocó todas las líneas, probó experimentos (Javi García de central) y cambió su patrón táctico, metiendo a un delantero más junto a Bojan (Adrián) y dando entrada a Mario en la medular. Cambios que sí dejaron una imagen de mayor solvencia en la primera mitad pero que terminaron por castigar la irremediable falta de opciones en ataque. Sólo un par de disparos lejanos, alguna ocasión generada por fallos ingleses (Onuoha estuvo cerca de anotar en propia meta) y mucha impotencia, algo que desgraciadamente se ha convertido en seña distintiva de la ‘rojita’.

Cuando el guión se había igualado, apareció de nuevo la figura del torneo en lo que respecta a los porteros. Sergio Asenjo, que ya había evitado algún gol británico, paró una pena máxima a Milner, que no supo aprovechar un inocente penalti de Javi García sobre Agbonlahor. El madridista, pese a todo, fue de los salvables. Mucho peor estuvieron los Bojan (desconocido y lejos de ser el jugador desbordante que prometía), Capel (sale como revulsivo pero jamás logra entrar en la dinámica del choque), Jurado (ensombrecido) o Adrián, cuya titularidad sería incomprensible de no ser por la mala imagen atacante que había dejado España en el primer choque.

Esos defectos iban a aparecer en cantidades industriales en la segunda mitad, donde Inglaterra manifestó sus cualidades justo en el momento clave. España estaba mucho más obligada y cuando más volcada estaba, una pérdida de balón de Mario Suárez en labores organizativas, dejó una pelota dividida que supo ‘cazar’ y definir Frazier Campbell (sustituto minutos antes de Agbonlahor, lesionado). El ‘killer’ de la cantera del United cruzó su disparo ante la salida de un Asenjo que nada pudo hacer y que volví a ser el rostro amargo de la incapacidad y la derrota ante el físico inglés. Y es que fue allí, en el despliegue defensivo donde los de Pearce ganaron a España con una noche espléndida de dos fortalezas de la naturaleza como Richards y Muamba, además del incansable Milner. Fue el del Aston Villa quien acabó por remachar la derrota española en una contra veloz de un Walcott que apareció sólo en los últimos minutos tras estar ‘tocado’ y no poder aguantar la cita al completo. Derrota, imagen por los suelos y sensaciones contradictorias para una ‘rojita’ que, una vez más, hace reflexionar sobre el verdadero nivel de nuestras jóvenes ‘estrellas’.

Y encima, apareció Ozil….

Cerca de veinte minutos de esta larga mañana de trabajo los he pasado hablando con mi compañero Francisco Ortí, debatiendo sobre este Europeo Sub 21 donde las supuestas estrellas no estaban apareciendo. Salieron nombres, le seguí la razón pero cuando apareció Alemania, frené las posibles críticas a la que es, al menos desde mi punto de vista, su estrella, Mesut Ozil. Ya ante España fue el mejor y sólo Asenjo rompió sus planes victoriosos con dos intervenciones que evitaron la derrota española. Ante la ‘rojita’ el mediapunta estuvo liberado, activo, capitaneando el ataque teutón pero sin definición final. En ese aspecto debe mejorar pero si no tiene el día rematando, lo tiene asistiendo y con un par de pasos hacia atrás, él solito ha desarbolado a Finlandia (2-0).

Y eso que los finlandeses empezaron serios, con transiciones cortas y dominando sorprendentemente la posesión. Dos llegadas de Raitala y del punta Sadik, pusieron en peligro a Neuer y aunque Gonzalo Castro se perdió en un rechace la ocasión más clara de la primera mitad, los escandinavos dejaron pasar su momento. Alemania mejoró, dio un paso adelante y se mostró más agresivo, todo ello favoreciendo la aparición de Ozil, que ejerció de líder en momentos turbios.

Dos asistencias del mediapunta del Bremen, una a balón parado a la cabeza de su gran amigo Howedes (se criaron juntos en la cantera del Schalke) y otra para que el potente Dejagah la empujara, mostraron las fisuras defensivas del rival en apenas dos minutos de margen. Fueron dos destellos, dos toques de magia que tumbaron a los escandinavos y que tranquilizaban a los de Hrubesch hasta el final. Esta victoria, a la postre, significa la casi eliminación de España, que sólo le queda vencer a Finlandia por goleada y esperar resultados de terceros.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche