Histórico
22 junio 2009Jose David López

Europeo Sub 21: España culmina su frustración

lopez-caro

Era algo difícil de prever pero no imposible. La Selección Española Sub 21 ha terminado su participación en el Europeo de Suecia haciendo buenos algunos análisis previos que tachaban a los de López Caro de ser un grupo sobrevalorado. El adiós definitivo ha llegado de la forma más decepcionante posible, mostrando la apatía, desgana y falta de fe que ha reflejado a lo largo de estas casi dos semanas de competición. Alarmante carencia de confianza en su propio estilo de juego, una desazón insoportable, agónica y un gigantesco déficit de alternativas ofensivas han acompañado a la ‘rojita’ en un torneo triste, muy triste.

El mayor lastre de España ha sido, sin ninguna duda, la ausencia total de creatividad, desborde y opciones para crear peligro al rival, que la mayoría de las veces ha sido superior por físico, confianza, hambre y lo que es peor, ambición. Lentitud en la transición de la pelota, un nivel bajísimo de la mayoría de componentes y una absoluta falta de criterio a la hora de tapar fisuras en momentos clave, han tumbado las esperanzas de una selección que no ha demostrado el potencial que se la presupone y que evidencia que la absoluta no tiene una renovación asegurada a corto plazo.

Las opciones, llegando con un solo punto a la jornada decisiva, eran mínimas. España necesitaba ganar por tres goles de diferencia a Finlandia (la más débil del grupo) y que Inglaterra venciera a Alemania (1-1 final) cuando a ambos les bastaba un punto de mutuo acuerdo para seguir vivos. Sin embargo, lo más doloroso no fue que la heroica no se cumpliera pues el desastre no fue esta tarde sino las dos anteriores que nos habían enterrado antes de tiempo, sino la actitud. Conocedor de las únicas posibilidades de golear y esperar favores de terceros, los de López Caro salieron apáticos, lentos, confundidos en un mar de dudas que sólo abandonaron cuando en un balón dividido en el área escandinava, Torrejón acabó empujando a la red. En la segunda mitad, y siempre en un ambiente pausado, como si la noche fuera simplemente una despedida sin opción alguna de éxito, Pedro León hizo creer en el milagro con un disparo a balón parado, porque con un gol más (y si Inglaterra lograba imponerse cuando marchaba 1-1), la ‘rojita’ se metería en semifinales. Al final ni una, ni otra.

Línea por línea no hay opción al optimismo. Sólo Sergio Asenjo, llamado a ser el sustituto natural de Casillas (curiosamente España se harta a sacar porteros de primer nivel), ha rendido al nivel esperado. El meta pucelano, que va a cambiar de aires estas semanas, paró un penalti a Milner en la derrota ante Inglaterra y salvó la derrota en el estreno ante Alemania. Si alguien ha brillado, si alguien no se ha escondido y si alguno de nuestros jóvenes ha querido dejar limpio su nombre, ése ha sido Asenjo. Y es que desgraciadamente el resto no ha podido decir lo contrario. Sólo Torrejón ha estado voluntarioso en su afán por encontrar a su pareja central, ya que el ‘regalo’ de la convocatoria de Piqué para la Copa Confederaciones, ha lastrado sobradamente la línea que mejor había definido el éxito de España. López Caro ha probado tres centrales en los tres partidos, lo que demuestra su desesperación y la ausencia de acierto.

Los laterales han estado tímidos, frenados ofensivamente, algo que acompañó también a los mediocentros. El teórico destructor y jefe, Raúl García, no ha ejercido como tal y pese a su sacrificio, ha estado fallón y vulnerable cuando el físico de los rivales le ponía en jaque. A su lado nadie ha ocupado ese hueco porque. Jurado, Sisi, Capel (desesperante de verdad lo del sevillista), Granero o Pedro León debían ser los jugadores creativos, con ese donde desborde, capacitados para romper a los rivales con sus cualidades técnicas pero limitadísimos cuando el entramado defensivo estaba a la altura. España ha sido, sobre todo, incapaz de ofrecer peligro real a lo largo del torneo y ha mostrado una absoluta falta de recursos para penetrar a defensas bien posicionadas. Además, ha destacado la sensación cansina y de fatiga constante que reflejaron algunos internacionales. Bojan, en el que estaban puestas muchas de las miradas, ha estado tan flojo como el colectivo pero en su caso, además, se ha apuntado a una posible lesión que le ha estado mermando día a día. Sirva como excusa o no, lo cierto es que jugadores como él, Xisco, Pereira (que ni ha jugado) o Adrián, tienen de todo menos gol.

Una eliminación dolorosa, un mazazo personal para un López Caro que desde su llegada ha empeorado muy mucho la situación del grupo (reflejando que el cambio fue absolutamente innecesario e incomprensible), un serio correctivo para nuestros jóvenes y un aviso sobre el futuro de la ‘Roja’. El éxito que ahora inunda a los de Del Bosque vislumbra ya problemas futuros. Toca hacer análisis a fondo.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche