Histórico
28 junio 2009Jose David López

El ‘Plan B’ de Dunga

plan-b-dungaSostener los pilares de una selección pentacampeona del mundo es, además de un honor, una grandísima responsabilidad. Si además se le atribuye un afán histórico por generar espectáculo en cada partido y se exige mezclar esas doctrinas con un resultadismo que permita la perfecta coexistencia de todas ellas, no existe intelecto futbolístico capacitado para soportar semejante pilastra de obligaciones. Brasil es fútbol y satisfacer continuamente las altas exigencias de una torcida pasional y crítica como ninguna, se antoja prácticamente inútil. Sólo aquellos paladines del 70 (Pelé, Carlos Alberto, Tostao, Gerson, Rivelino…) que acariciaron la cúspide de la perfección futbolística, pudieron alcanzar las cotas exigidas para la Seleção, pero a su vez, obligaron a todos los que iban a vestir esa camiseta a convertirse en mitos para igualar aquellas exhibiciones.

La selección canarinha actual es un intento más por conseguir esa amalgama de sensaciones positivas. Un conato más que añadir en busca del éxito, aunque por una vía mucho más directa y oficiosa que refinada y laboriosa. Dunga, que como ‘viejo destructor’ concibe el fútbol actual desde la perspectiva de los resultados, impone su perspectiva al estilo de un conjunto que ha dejado de lado su desfile técnico para estructurarse en torno a un mecanismo defensivo potente y a un ‘tridente’ ofensivo que aproveche a la perfección las opciones de contraataque. Es cierto que los otrora ‘cracks’ y magos del balón (Ronaldinho, Ronaldo, Adriano), han envejecido por la vía rápida de la inmoralidad pero su propósito busca otras rutas al éxito que abogan por la experiencia al primer nivel, la madurez psicológica-física y el saber estar. Por ello, resulta casi imposible divisar representación de jugadores ‘novatos’ en sus planes y sólo unos afortunados se han ‘colado’ en sus planes para la Copa Confederaciones. Representan la voz del pueblo. El puro reflejo del Brasileirao. Son el ‘plan B’ de Dunga.

En el sistema táctico del seleccionador brasileño apenas hay fisuras que busquen un operario que las repare. Julio César es fijo en la portería, no obstante pasa por ser el portero más en forma de la actualidad (puede que incluso por encima de Casillas) y ha firmado una campaña extraordinaria tanto en el Inter como con la canarinha. Juan (lesionado ya para el resto del torneo) y Lucio (antiguos defensores del Leverkusen), son insustituibles en la zaga con Maicon como lateral diestro (ganando la partida aun Alves que pierde su caché cuando se viste con la verdeamarelha). El famoso doble o triple pivote que tantas polémicas ha generado, está formado por Gilberto Silva (difícil pensar que esté en mejor forma que hace unos años), Felipe Melo y a veces Elano (aunque este goza de mayor libertad). Lo único inalterable es su tridente mágico con Kaká como conductor, Robinho como desborde y Luis Fabiano en calidad de ‘killer’. En este esquema sólo hay dos resquicios que tapar, el lateral zurdo y el volante diestro.

Para encontrar dueños Dunga está necesitando demasiado tiempo y una dosis ‘extra’ de paciencia con algunos de sus experimentos. El madridista Marcelo parecía el destinatario perfecto para el lateral izquierdo porque así lo demostró en algunas pruebas previas a la Confederaciones aunque Dunga acabó dejándolo fuera de la lista porque, según él, su club lo estaba usando como interior. Kleber, que ya en 2003 participó en este torneo y que ha fichado por Internacional tras varios años a gran nivel en el Santos (aunque fracasó en el Hannover), parecía ser el principal beneficiado de aquella ausencia pero resulta que, finalmente, está siendo el tercero en discordia, André Santos, el que está gozando de más minutos. Ante la falta de una referencia, el carrilero del Corinthians (por ahora), de mayor profundidad y disparo lejano, acaba de debutar y parece contar con el apoyo de Dunga por el momento.

Como volante diestro y sólo cuando el seleccionador decide romper su trivote y colocar a un hombre con mayor verticalidad en la banda (en partidos donde se ve superior), suele actuar Elano pero tampoco es un jugador solvente que confirme un alto potencial con cierta regularidad. Por ello, numerosas pruebas (colocar escorado a un tercer punta, dar entrada a un polivalente Baptista…) han sido la constante hasta la aparición de Ramires. La disponibilidad total del próximo jugador del Benfica, capaz de desbordar y trabajar para la destrucción a partes iguales, le hace ser una baza más para Dunga, enamorado de su dinamismo, sacrificio y velocidad para la contra. Su rendimeinto va en aumento y prueba de ello es que participó en los tres goles ante Estados Unidos.

Un central en forma como Miranda, un ‘crack’ apagado por la pesadumbre de las lesiones como Nilmar (que va a regresar a Europa estas semanas), un portero corpulento como Víctor y un experimentado trotamundos ya de vuelta de todo como Kleberson, forman el ‘plan B’ de Dunga. Una lista mudable sin el brillo del Viejo Continente pero con el sabor pudibundo del Brasileirao, la cuna de aquellos valores virtuosos que la Seleção dejó por el camino.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche