Histórico
4 junio 2009Francisco Ortí

Don Rodrigo despide la primera Liga

donrodrigo1

76 disparos. Chutaron 76 veces a puerta. Y no lograron ni un sólo gol. Bajo los palos se encontraba El Jefe, quien atajó todos los intentos de marcar de la delantera del Real Madrid, proclamado recientemente campeón de Liga por delante de la delantera mítica del Athletic de Bilbao. La heroicidad de este portero sucedió durante una eliminatoria de la Copa del Rey en 1931 en la que el Deportivo de la Coruña eliminó al Real Madrid, y está relatada por su propio protagonista. La cantidad de disparos marrados por el equipo blanco puede sonar exagerada, pero cuando Don Rodrigo cuenta alguna de sus historias no hay otra posibilidad que escuchar y disfrutar de quien está considerado como una enciclopedia del fútbol gallego.

Rodrigo García Vizoso (26 de febrero de 1909) falleció esta semana a los 100 años de edad y junto a él se marchó la primera Liga disputada en España en 1929. El Barcelona de Samitier se proclamó campeón de aquella histórica primera temporada, pero Don Rodrigo era el único superviviente que nos quedaba de aquel campeonato. El Jefe fue el portero titular del Deportivo de la Coruña ante el Alavés en la primera jornada de la Segunda División durante febrero de 1929.

Con el paso de los años Don Rodrigo se había convertido en una auténtica institución para el fútbol gallego, que hoy le llora. Le describen como un enamorado del fútbol y del Deportivo de la Coruña. Un amor que le llegó a costar un empleo puesto que fue despedido por ausentarse de su puesto de trabajo para asistir a un encuentro del club de sus amores. En la portería de los gallegos vivió sus mejores años y tras su gesta contra el Real Madrid los blancos decidieron ficharle. Sin embargo, en la casa blanca se encontró con Ricardo Zamora. No aguantó más de un año bajo la divina sombra y tras su año en blanco se marchó al Granada, donde firmó un contrato por 500 pesetas mensuales.

Lo único que pudo lograr que Don Rodrigo colgara los guantes fue la Guerra Civil española. Tuvo que pasar 34 meses combatiendo con el ejercito y posteriormente encontró trabajo en la fábrica de armas coruñesa. Pese a todo el fútbol volvió a encontrarle y Don Rodrigo regresó a los terrenos de juego, aunque no como portero, si no como entrenador del Deportivo de la Coruña. Su trabajo en los banquillos estuvo a la altura de su leyenda bajo los palos y fue el primer técnico que ganó el trofeo Teresa Herrera. En octubre 1955 volvió a amargar la tarde al Real Madrid y se convirtió en el primer entrenador que logró una victoria con el Deportivo en el estadio madridista.

Pero, pese a estos logros, su mayor logro como entrenador fue quien descubrió a Luis Suárez, único español que ha ganado alguna vez el Balón de Oro. “Los hermanos de Luis Suarez jugaban conmigo. Luisito tenía nueve años y venía a entrenar con nosotros. Jugaba los partidos de entrenamiento y todo, y volvía el ojo a los mayores, sobre todo a los hermanos”, recordaba Don Rodrigo, quien, sin embargo, no presumía de su buen ojo y aseguraba que Luis Suárez no le debe nada.

Durante el pasado mes de febrero Don Rodrigo cumplió cien años y fue homenajeado durante los prolegómenos del encuentro entre Deportivo de la Coruña y el Aalborg. Los que tuvieron el placer de convivir con él durante sus últimos años cuentan que cada día era capaz de pasear durante dos horas para acercarse a los campos municipales situados a las faldas de la Torre de Hércules y presenciar los entrenamientos de los más jóvenes. Ni la guerra ni el centenario paso de los años habían logrado apartarle del fútbol, y, probablemente, la muerte tampoco lo haya conseguido. Don Rodrigo, como su homónimo El Cid, continuará logrando victorias incluso después de muerto.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche