Histórico
2 mayo 2009José Mendoza

Una obra maestra

el-barca-conquista-el-bernabeu

Si el fútbol fuera un arte, lo del Barcelona en el Bernabéu sería su mejor obra maestra. El equipo de Guardiola rozó la perfección, elevó este deporte a su máxima potencia y, de paso, no tuvo piedad de un Real Madrid que fue castigado por creerse capaz de tutearle.

A un cronista le faltan adjetivos. No hay manera de calificar este fútbol. La RAE debería inventarse un nuevo vocablo. Insultante, celestial, espléndido o brillante se quedan cortos. Sea como fuere, el Barça dejó clara su superioridad ante un Madrid que se encuentra a años luz.

Juande Ramos se repasó el vídeo del Valencia-Barça. El técnico manchego no quiso esperar al conjunto culé agazapado, como hiciera en el Camp Nou, y fue a buscarle a su campo. El riesgo resultó excesivo, pues los espacios que dejó detrás de la defensa fueron aprovechados, sobre todo, por un Henry determinante.

La estrategia le funcionó a Juande en los primeros minutos, en los que el Barça parecía asustado y el Madrid se atrevió a robarle la pelota. Ramos y Robben explotaron la banda derecha y de ahí nació el adelanto. El lateral superó a Abidal y envió un centro teledirigido a Higuaín que, totalmente sólo, cabeceó a la red.

Era un duro examen el que tenía por delante el Barça. Pero el Madrid, en lugar de aprovechar el gol para cerrarse y practicar el contragolpe, juego que le ha dado opciones de tutear al líder hasta esta jornada, se suicidó manteniendo la misma idea. La ambición de los de Juande Ramos fue castigada pronto. Con ese planteamiento era cuestión de tiempo que Xavi e Iniesta tocaran a su gusto y encontraran un hueco para dejar a un delantero sólo ante Casillas. Ante las subidas de Ramos, Henry fue su mejor aliado.

El galo explotó el pasillo que tenía por delante. Primero, con un servicio de Messi para empatar y luego otro de Xavi para forzar una falta en el lateral del área. El propio Xavi, en jugada de estrategia, puso el balón en la cabeza de Puyol, que no perdonó.

Guardiola ya se había dado cuenta del planteamiento de Juande. El técnico culé decidió situar a Messi en el centro y a Eto’o en la derecha. El argentino se descolgó para combinar con Iniesta y Xavi y el camerunés se abrió para, al igual que Henry, pillar la espalda de la defensa con diagonales.

Con el 1-2, el Barça empezó su recital liderados por Xavi e Iniesta, que se despegaron siempre que quisieron de Lass y Gago. En menos de diez minutos, Messi ya se había plantado tres veces sólo ante Casillas. A la cuarta, en un exceso de confianza de Lass, no perdonó.

Con el Madrid entregado, el Barça empezó a gestionar el resultado pensando en el Chelsea. Se relajó un poco y el Madrid, en una nueva internada en banda derecha de Robben, sacó una falta que cabeceó Ramos.

No estaba dispuesto el Barça a dar un mínimo atisbo de esperanza al Madrid y en seguida Henry volvió a superar a Ramos para batir a Casillas en su salida. Con 2-4 el Barça repitió el guión del final de la primera parte, mareó al Madrid y, por pura inercia, Messi y Piqué -en una fenomenal carrera-, cerraron la goleada.

Con media docena de goles el Barça despeja de un plumazo las dudas causadas tras los dos últimos empates, sentencia la Liga y encara con confianza el examen de Stamford Bridge. Primera piedra que queda por delante al Barça para culminar el triplete y cerrar su temporada de leyenda.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche