Histórico
12 mayo 2009José Mendoza

Un guiño a la historia

el-athletic-levanta-la-copa-del-rey-de-1984

Menos mal que ser grande nunca se olvida. Esa condición está escrita en los libros de historia y es inamovible. Por mucho tiempo que pase, siempre quedará ahí. Pero el Athletic de Bilbao ha hecho de todo en los últimos años para extinguir su grandeza. Tan sólo un subcampeonato de Liga luce en su palmarés desde aquel doblete del 84 con Clemente en el banquillo.

En esos 25 años, la envidiable filosofía de cantera del Athletic ha dado un paso atrás y ha sido puesta en duda. Un debate que no había existido nunca antes. Esta caída ha provocado que el club haya bajado un puesto en la clasificación histórica de la Liga en detrimento del Valencia, por lo que ha quedado relegado al cuarto lugar. Y por detrás, el Atlético de Madrid acecha muy de cerca.

Desde aquel año mágico del 84, el club bilbaíno pasó de ser la principal alternativa a Barcelona y Real Madrid a navegar sin pena ni gloria por la media tabla. Incluso en los 90 pasó más de un apuro para salvar la única categoría que conoce. Esa tendencia sólo se rompió en la 97/98 y en la 03/04 con sendas participaciones en Champions y en Uefa. El club tocaría fondo hace dos años, cuando estuvo a sólo un punto de descender a Segunda por primera vez en su historia y se salvó en la última jornada.

Aquel subcampeonato de Liga del 98 llegó con Luis Fernández en el banquillo. En el campo destacaban veteranos como Alkorta, Roberto Ríos, Larrainzar, Larrazabal, Carlos García, Patxi Ferreira, Urrutia o Ziganda, que contrastaban con la juventud y gotas de calidad de Julen Guerrero, Etxeberria o Urzaiz. En la 03/04 el equipo vivió de nuevo un buen año con Ernesto Valverde en el banco y liderado por jugadores como Aranzubía, Karanka, Iraola, Del Horno, Yeste, Ezquerro o Urzaiz. Dos temporadas, en cambio, que no tuvieron continuidad. Dos pequeños oasis en un enorme desierto.

En la plantilla que jugará la final de Copa destaca más de una promesa. Amorebieta, Javi Martínez y Fernando Llorente son tres grandes valores de futuro que pueden liderar un proyecto de garantías y poner los cimientos de un equipo que aspire a entrar, al menos, entre los seis primeros. Además, jugadores como Iraizoz, Iraola, Yeste o David López pueden convertirse en muy buenos secundarios.

Al Athletic le costará mantener en nómina a estos tres pilares, pero no le queda otro remedio si quiere volver a hacerse mayor. De lo contrario, se mantendría en la mediocridad pues el dinero recibido difícilmente compensará la plantilla debido al mercado tan limitado del que dispone. El Athletic tendrá que convencerles a fuerza de sentimiento. Por ello, puede que este miércoles para el Athletic no sólo esté en juego un título de Copa, sino también un par de años de éxitos asegurados. Un proyecto. Será un guiño con la historia, una cita que pueda servir de punto de partida para devolverle la grandeza.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche