Histórico
20 mayo 2009Jose David López

Test a la progresión del Shahktar

shakhtar-festeja-09

La Copa de la UEFA, que cerrará su actual formato y nombre esta noche en la finalísima de Estambul, reúne dos estilos opuestos en instituciones totalmente diferentes. Vertientes antagónicas que reflejan la capacidad de llegar al éxito por vías contrarias pero efectivas a la vista de los resultados. Los dos vienen ‘rebotados’ de la Champions, donde quedaron en tercera plaza de sus respectivos grupos en la fase inicial, pero mientras los hanseáticos pasaron ya al segundo plano del fútbol continental ante su incapacidad para competir con los ‘gigantes’, el Shahktar está en pleno desarrollo y expansión de un proyecto millonario con altas perspectivas de futuro.

El equipo del singular Mircea Lucescu, que ejemplifica a la perfección el crecimiento de un club en concordancia con el dinero que se invierte en el mismo, ha ido dando pasos lentos pero firmes hasta plantarse, por fin, en su primera final continental. El culpable de todo ello es Rinat Akhmetov, un multimillonario que preside la empresa SCM Holding y que está entre las 50 personas más ricas del mundo. Parte de sus beneficios los ha destinado a un equipo de segunda línea al que lleva años metiendo entre los grandes del continente. Al contrario que su rival, los orange son una pequeña sociedad cosmopolita creada con un mismo patrón, el dinero de una economía saludable.

A pesar del fatídico inicio liguero que este año rompió prematuramente las esperanzas ligueras del equipo Kroty, la moral está por las nubes tras concretar matemáticamente su plaza de Champions League para la próxima campaña. No se ha optado al título (ya que el Dinamo, que ya es campeón, aún les supera en doce puntos a falta de sólo dos jornadas) pero, como sucede en el caso del Bremen, la competición copera también les tiene reservada otra final el día 31 de este mes ante el modesto Vorskla Poltava (equipo que marcha sexto en la Premier ucraniana).

Su filosofía está encaminada a lograr traspasos de jóvenes sudamericanos que busquen un salto a Europa por cuestiones de bolsillo y pese a que en su mayoría conserva jugadores ucranianos, las estrellas vienen del extranjero. Un pequeño llegador con calidad como Jadson, un carrilero convertido a extremo que explota como pocos su gran profundidad Ilsinho (por el que se pegaron en su día con el Milan), un jugador para un nivel muy superior que lleva años ‘estancado’ aunque brillando en Ucrania como Srna y una de las ‘perlas’ brasileñas del momento, Luis Adriano. Sin embargo, también existe sitio para aquellos proyectos de grandes esperanzas que quedaron por el camino. Un ‘killer’ como el boliviano Marcelo Moreno Martins atraviesa una galopante crisis de adaptación a su nuevo país tras brillar con Gremio y, sobre todo, un prepotente y sobrevalorado Nery Castillo, que debería mostrar toda su categoría pero permanece indefinidamente en el anonimato absoluto.

La ascensión del proyecto ha tenido un denominador común que responde a la serenidad y tranquilidad con el trabajo de todo un experto como Mircea Lucescu, que ha conseguido increpar el otrora invencible Dinamo por el poder nacional. El rumano, que acumula casi 30 años de experiencia en los banquillos y que suma campeonatos ligueros en Ucrania, Turquía o Rumanía, es un auténtico semi-dios en Donetsk y quiere cosechar un gran título justo en el año de su adiós. Pese a su estilo, algo cauteloso, excesivamente defensivo en partidos de máximo interés y con una clara propuesta de explotar las contras, el conjunto Hirnyky ha dejado por el camino y con humildad a grandes equipos como Tottenham, CSKA de Moscú, Marsella y el ya citado ‘vecino’, Dinamo de Kiev. Su progresión, reflejada también en su próximo estadio ‘5 estrellas’, pasará un examen final en la noche de Estambul.

Tiene menos experiencia en partidos de máxima exigencia pero este equipo se ha creado, precisamente, para formar parte en citas como la de este miércoles en el imponente Suru Sarakoglu. De vencer (posiblemente con este once: Pyatov; Srna, Chygrynskiy, Kucher, Rat; Duljaj, Gai, Fernandinho, Ilsinho, Jadson y Adriano), no sólo lograría su primer título continental, sino que el futuro se tornaría aún más esperanzador, con mayor solvencia económica y credibilidad para atraer otros cracks. ¿Un segundo título consecutivo para el fútbol ex soviético?

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche