Histórico
16 mayo 2009Francisco Ortí

Deuda con el pasado

villarreal-real-madrid

Es difícil escapar del pasado. En ocasiones es un error que no podemos olvidar. En otras debemos respetar la grandeza de tiempos pasados y ser fieles a las doctrinas de nuestros antecesores. Puede parecer algo positivo, pero frecuentemente esta obligación de ser excelente por costumbre se convierte en una losa difícil de soportar. Eso es lo que le sucede al Real Madrid en el tramo final de Liga, que se le está haciendo interminable. Los blancos deambulan sobre los terrenos de juego sin objetivo por el que luchar, pero con la obligación de defender una camiseta con mucha historia.

En El Madrigal los blancos mejoraron la imagen ofrecida ante el Barcelona y el Valencia, aunque todavía lejana de la que merece la institución merengue e insuficiente para salir victoriosos. Aunque los puntos no hubieran servido de nada más al Real Madrid que para postergar un día más el alirón del Barcelona, que con la derrota blanca en Vila-Real (2-1) se convierte en campeón de Liga.

El Villarreal, necesitado de la victoria para participar en la Liga de Campeones la próxima temporada, saltó al terreno de juego con un plan muy ofensivo y una actitud ambiciosa. Ibagaza, Pires, Cani, Llorente y Rossi formaban un quinteto de lujo para atacar, mientras que sólo Eguren trabajaba en la contención. La actitud del Submarino Amarillo pronto encontró premio y a los 17 minutos Ibagaza se marchó por la banda y puso un centro al corazón del área, donde apareció Pires para cabecear con comodidad al fondo de la red.

Tras el gol los locales dieron un paso atrás y cedieron la responsabilidad a un Real Madrid apático y con escasez de ideas en ataque. Los blancos se plantaban sin problemas en las inmediaciones del área rival, pero en los últimos metros se la apagaban las luces y les resultaba imposible deshacer la zaga amarilla. El Villarreal tuvo a merced al Real Madrid en estos momentos, pero adoptó una actitud conservadora y le permitió escapar con vida hacia el descanso.

El Villarreal no tardó en darse cuenta de que había cometido un grave error al permitir coger aire al Real Madrid. En el primer minuto de la segunda mitad, Torres puso un balón al segundo palo donde estaba Higuaín, recién saltado al terreno de juego, éste la devolvió al punto de penalti para que Van der Vaart apareciera y marcara a placer. Con tres toques el Real Madrid desmenuzó la zaga amarilla e hizo más que en todos los primeros 45 minutos.

Los amarillos conscientes de que no podían permitirse dejar escapar dos puntos ante un rival muy mermado recuperaron su actitud del arranque del encuentro y volvieron a asediar el área blanca. Fueron los mejores minutos del Villarreal y llegaron en oleadas a las inmediaciones del marco rival, aunque sin llegar a crear ocasiones claras. El gol tuvo que llegar en una acción sucia y tras un error de la zaga madridista. Los blancos no supieron despejar y dejaron el balón muerto en el interior del área, circunstancia que aprovechó Cani para fusilar a Casillas y devolver la ventaja en el marcador a los 63 minutos.

El partido se calmó tras el gol amarillo. Los locales volvieron a dar por bueno el marcador, mientras que el Real Madrid no se encontró con fuerzas para continuar peleando por la épica que le ha caracterizado durante la temporada. Aún así, hay costumbres difíciles de olvidar y casi sin intentarlo Higuaín, el hombre de los últimos minutos, apareció en fuera de juego para anotar el 2-2 en el 88 y sembrar el miedo en la grada de El Madrigal. El tanto parecía ser definitivo y castigar el conformismo amarillo. Sin embargo, un fallo de Casillas en el descuento permitió a Capdevila firmar la victoria del Villarreal.

El triunfo del Villarreal le acerca a los puestos de Liga de Campeones y hace que dependa de sí mismo para estar en Champions la próxima semana puesto que la semana que viene recibe al Valencia en El Madrigal. Pero el gran beneficiado de la victoria amarilla es el Barcelona, que canta el alirón aunque sea en el hall de su hotel de concentración en Palma de Mallorca.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche