Histórico
27 mayo 2009José Mendoza

El Barcelona tiene la Champions y el ‘triplete’

el-barcelona-levanta-la-copa-de-europa

En Roma, tierra en la que dominaron los mejores emperadores, se coronó el Barcelona. El equipo azulgrana completó un histórico triplete, un cuento de hadas impensable hace menos de un año, cuando Guardiola era presentado como nuevo técnico entre todas las dudas del mundo. El Barça se mantuvo siempre fiel a su estilo vistoso, de toque, de velocidad en ataque, de combinaciones infinitas. Lo hizo, además, ante el mejor rival posible. Un United valiente cuya bravura y arriesgada apuesta le costó la final. Un encuentro que cierra un año glorioso para el fútbol estético. Primero fue la Eurocopa de España, ahora, el histórico trébol del Barcelona.

Eto’o y Messi hicieron los goles. Dos tantos en momentos decisivos. Justo en los instantes en los que el United más se atrevía a acosar a Valdés. El argentino, de paso, se presenta como primer candidato al Balón de Oro.

Fue un planteamiento que hizo el Manchester muy alejado de lo que se preveía. El equipo de Ferguson salió a buscar al Barcelona, a presionarle, a no dejarle jugar. A los mancunianos no les quemaba el balón en los pies. La sorpresa en el once era Giggs en lugar de Scholes. Con esa idea, el United practicó un arreón inicial valiente, pero a los de Ferguson les salió el tiro por la culata.

Varias ocasiones de Cristiano, muy activo todo el partido, precedieron al tanto inicial de Eto’o en la primera vez que el Barça pasó del centro del campo con el balón controlado. Iniesta se metió entre Anderson y Carrick, cedió en banda derecha al camerunés que, dentro del área, regateó a Vidic y remató de puntera anticipándose a la entrada de Ferdinand. Genial llegada de Eto’o, muy desacertado en las últimas semanas.

Los culés mejoraron y comenzaron a hilar con más asiduidad, pero nunca con la comodidad que acostumbra. Al menos durante la primera mitad. El United no se lo permitía y, al mínimo robo, se presentaba en dos toques en el área contraria. Especialmente peligroso estaba Cristiano, si bien el portugués estaba muy sólo. Con el paso del tiempo, Rooney le acompañó en punta, lo que propició más pegada para el United pero, a la vez, más espacios para el Barça en el centro del campo.

Guardiola había situado a Messi en punta para que se asociara con Xavi e Iniesta. El argentino estuvo muy participativo pero se atrevió poco al disparo desde lejos. La única vez que lo intentó, su disparo pasó muy cerca del larguero de Van der Sar. Al igual que una posterior falta botada por Xavi.

Tévez entró al descanso y, al poco lo hizo Berbatov. Ferguson se la jugó a una carta. Renunció a poblar el centro del campo y dejó espacios para que triangulara el Barça. Xavi e Iniesta, entonces sí, dominaron el partido a su antojo. Apareció la mejor cara de los culés, que asustaron en la única diagonal de Henry y en una nueva falta peligrosa de Xavi, que pegó en el palo. El United robaba balones, pero no llegaba al área. Tan sólo en una de Cristiano en la que se anticipó Valdés pudo marcar el United.

Fue después de que anotara Messi. Xavi cazó un balón en el interior diestro y puso el cuero en la cabeza del argentino, que se vistió de punta nato para cruzar el remate. Ese tanto remató al United, que perdió los papeles. Cristiano se enfadó con Puyol y Scholes casi le rompe la pierna a Busquets. Dos aisladas acciones que no deben empañar el enorme año del Manchester, que sólo cedió ante la magia del Barcelona. Una magia que creará escuela. Una magia infinita.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche