Histórico
31 mayo 2009Francisco Ortí

Despidiendo al eterno Maldini

maldini_01

Durante la rueda de prensa de Josep Guardiola después de que el Barcelona se proclamara campeón de la Copa de Europa, la sala de prensa del Olímpico de Roma se fundió en una espontánea ovación. El destinatario de los aplausos no era Guardiola ni su laureado Barcelona, tampoco lo era el United ni Cristiano Ronaldo. El gesto estaba dedicado a Paolo Maldini, eterno capitán del Milan y símbolo de Italia, que este fin de semana cuelga las botas y dice hasta luego al mundo del fútbol.

Que un jugador sea capaz de ser recordado durante una final de Champions, y más en la que protagonizaron el Barcelona y el Manchester United, sin tener nada que ver con ella representa la magnitud que ha alcanzado. Maldini es un ídolo incluso para los propios futbolistas, que le admiran por su entrega al fútbol y por su señorío dentro de los terrenos de juego. Guardiola, poco minutos después de haber levantado su tercer título de la temporada, se rindió a los pies del veterano defensa italiano.

“Dedico esta Copa al fútbol italiano y especialmente a Paolo Maldini, que no se preocupe porque tiene la admiración de toda Europa. Es un ejemplo para todos”, declaró el técnico azulgrana. La preocupación a la que hacía referencia Guardiola es que Maldini fue pitado por unos impresentables del sector más radical de la grada rossonera. El defensa italiano al margen de defender su portería, también había mantenida una lucha contra los aficionados más violentos, que le ‘agradecieron’ con abucheos los años de servicio a un club que supuestamente ellos también aman. Pese a que estos ‘aficionados’ intentaran ensuciar su adiós, Maldini siempre será recordado como un caballero del fútbol, un ejemplo al que intentar seguir.

-¿En que posición prefiere jugar, chico?

-Suelo jugar de lateral derecho.

Así comenzó la leyenda de Paolo Maldini con el Milan. Los interlocutores de este dialogo son Nils Lidholm y el propio Paolo. Tuvo lugar el 20 de enero de 1985, instantes antes de que Maldini debutara con la camiseta rossonera ante el Udinese. Lidholm hizo caso al chaval de 16 años y le dio entrada como lateral derecho, sustituyendo a Sergio Battistini. Años después Lidholm le confesó a Maldini que tenía pensado hacerle debutar mucho antes, pero que aquel día hubo tanta expectación de los medios de comunicación que prefirió aplazar el momento para librarle de esa presión.

Y es que Paolo Maldini, en sus inicios tuvo que convivir con la etiqueta de ‘hijo de..’. Su padre Césare Maldini había sido un jugador de éxito con el Milan y como capitán logró levantar una Copa de Europa. Sin embargo, con el paso de los años Paolo se fue apropiando del apellido Maldini, y le cedió a su padre la etiqueta de ‘padre de…’. Paolo superó a su padre y no sólo levantó una Copa de Europa, si no que lo hizo en cinco ocasiones, siendo el segundo jugador que más veces lo ha hecho en su carrera, por detrás de las seis de Paco Gento.

Con 40 años y después de 24 temporadas a sus espaldas el palmarés de Maldini es abrumador. El único hueco que quedó sin rellenar es el del Balón de Oro. El defensa italiano ha sido el gran olvidado para los premios individuales y siempre se quedó a las puertas del galardón entregado por France Football, aunque él le otorga más importancia a los premios colectivos que a los que le dignifican en solitario. Además, tiene un premio todavía mayor, que es el del aprecio de todos y cada uno de los que rodean el fútbol. Desde los futbolistas, pasando por los periodistas, aficionados, entrenadores o directivos, todos admiran al único jugador que se escapó de los apodos. Ninguno puede abarcar su grandeza. Fue el bello, pero ahora sencillamente es Maldini. Ese es el mejor adjetivo. Este domingo dice hasta luego al fútbol. Seguro que volverá, pero no sé sabe como. Lo único seguro es que no será como entrenador. Por si no vuelve, sus hijos ya comienzan a dar sus primeros pasos en Milanello. La estirpe Maldini continúa viva.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche