Histórico
21 mayo 2009José Mendoza

De la Copa de Ferias a la Europa League

El Barcelona recibe la Copa de Ferias de 1971

Devaluado para unos, muy valioso para otros, la Copa de la UEFA es el segundo torneo por excelencia de Europa. Siempre se ha debatido entre convertirse en un vil consuelo para los grandes o en un objetivo para los clubes de segunda fila que pujan por hacerse mayores. Desde la extinta Copa de Ferias son muchos los vaivenes que ha tenido una competición que ha ido perdiendo protagonismo con el paso de los años.

Primero era la competencia de la Recopa, ahora la ampliación de la Champions. El máximo organismo continental nunca ha tenido muy claro que hacer con ella y la han dejado en un segundo plano. La intención de hacer de la Champions League una máquina de hacer dinero, como ejemplo de un gran torneo en el que nunca faltaran los más poderosos del continente, empujó a la Copa de la UEFA al lodo. Sus cambios de formato han sido múltiples desde que se instauró allá por 1971. Y la próxima edición cambiará su denominación.

Se la considera heredera directa de la Copa de Ferias, si bien su parentesco es más bien lejano. La ya desaparecida competición no dependía de la clasificación liguera de los equipos europeos. A ella accedían equipos cuya ciudad estuviera en ferias de muestras internacionales y en su primera edición duró tres años. De hecho, la idea inicial era que participaran selecciones de dichas ciudades, y no clubes. El torneo se instauró en 1955 junto a la Copa de Europa, y aguantó hasta 1971, fecha en la que la Copa de la UEFA tomó el testigo. El rey de la competición fue el Barcelona, con 4 títulos. Leeds United y Valencia tienen dos, mientras que  el Zaragoza es el otro equipo español que la puede mostrar en sus vitrinas.

Treinta y ocho ediciones se han disputado de la de la Copa de la UEFA y no hay dominador claro. Juventus, Inter y Liverpool cuentan con tres títulos, mientras que otros siete equipos (Real Madrid, Sevilla, Tottenham, Feyenoord, Goteborg, Parma y Borussia Moenchenglabdach) tienes dos. Excepto por la aplastante supremacía de los clubes italianos en la década de los 90 (ocho títulos en once ediciones), no ha habido épocas de un claro dominio para determinados países. Tan sólo dos equipos en la historia han conseguido el hito de ganar la Copa de Europa al año siguiente de levantar la UEFA. El Liverpool en el 77 y, más recientemente, el Oporto de Mourinho y Deco.

Si algo la ha caracterizado es su imprevisibilidad. Resulta casi un imposible acertar con los favoritos de cada edición pues siempre hay alguno que la presta poca atención. Así, equipos de poco prestigio internacional como Wolverhampton, Bastia, Salzburgo, Dundee United, Videoton (Hungría) o el propio Alavés han escrito su particular cuento de hadas colandose en la final.

Hasta el 2004 se caracterizó por su carácter eliminatorio. Los participantes se enfrentaban en partidos de ida y vuelta y con sorteo sin privilegios. A la antigua usanza. Incluso la final era a doble partido hasta el 97. Con la desaparición de la Recopa en el 99 se convirtió en la segunda competición europea y el ganador pasó a jugar la Supercopa el año siguiente.

europa-leagueHace cinco años se produjo una gran remodelación que constaba en introducir una fase de grupos con 40 equipos previa a las eliminatoria a doble partido. La sensación de dependencia de la Liga de Campeones se acrecentó con la participación de los terceros de cada grupo en esta ronda de dieciseisavos. Desde entonces, CSKA de Moscú y Shakhtar han salido campeones sin haber empezado la competición.

Michel Platini no ha tardado demasiado en cambiarla. La UEFA Europa League de la próxima temporada dará más importancia a los equipos de las ligas menores, una de sus promesas en caso de llegar al cargo y, de paso, se parecerá un poco más a su hermana mayor. La principal novedad es que la fase de grupos cobrará más importancia. Participarán 48 equipos divididos en 12 grupos de 4. Entre ellos estarán los eliminados en la tercera ronda previa de la Liga de Campeones. Habrá partidos de ida y vuelta y los dos primeros pasarán a dieciseisavos de final.

El gran secreto será la comercialización de los derechos televisivos, que parece más organizado y similar al de la Champions. En España, Canal + y Tele 5 compartirán los derechos. Puede ser el último “impulso” que se le dé a la Copa de la UEFA. Un trofeo que parece condenado a extinguirse si no triunfa esta nueva remodelación. Una clara disyuntiva. O renovarse o morir.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche