Histórico
16 abril 2009El Enganche

La Champions, cuando los equipos no viajan solos

aficionados-del-atleti-en-oporto

Si en el último artículo les describía como se las gastan los numerosos aficionados que viajan con sus selecciones nacionales, en éste les pongo al tanto de cómo la máxima competición continental de clubes anima a muchos hinchas a viajar.

La Champions League es la mejor competición de clubes que existe en el mundo. Todos los equipos ponen sus esfuerzos en llegar lo más lejos posible en ella y también lo hacen sus aficionados. En cada partido hay una gran cantidad de seguidores visitantes que casi no les importa la gran cantidad de kilómetros que se han recorrido durante todo el día y que al día siguiente se tienen  que levantar a trabajar.

La UEFA saca mucho partido de esta competición y saben desde el máximo organismo europeo que a la gente le gusta seguir a sus equipos allá donde vayan éstos. Está estimado que el club que juega como local ceda el 5% de su aforo a la afición visitante, la cual compra casi todas las localidades que se ponen a su disposición.

Además en la localidad donde se disputa el partido, el ayuntamiento u organismo que esté al cargo de la misma, crea un ambiente casi festivo para que todos los aficionados que vengan de fuera se sientan como en casa. El último ejemplo en este sentido lo encontramos en Barcelona con la visita del Bayern de Munich.

Se habilitan grandes plazas con sillas, mesas, bares móviles e incluso pantallas gigantes para que se sientan cómodos y de esta manera que no se dispersen por otros lugares de la ciudad y se pueda crear algún altercado.

Es curioso como en España hay mucha más gente que viaja por Europa que a ver a sus equipos en la competición doméstica. En este país no se tiene una gran afición a viajar cada domingo y tan solo algunas peñas con poca gente se atreven a disfrutar de su equipo como visitante.

Sin embargo, en esta competición todo cambia. Parece que se contagian de la magia de la Champions. Así se puede destacar el gran desplazamiento de hinchas atléticos al estadio Do Dragao de Oporto, donde fueron alrededor de 2.500. Una cifra similar se desplazaron desde la capital de España para animar al Real Madrid en Liverpool y algo menos fueron los que viajaron de Barcelona a Lyon para ver el encuentro entre el equipo catalán y el de esta ciudad. Estas cifras podían haber sido mayores si estos campos tuvieran más capacidad pero al ser tan pequeños se limitan las plazas.

Los equipos alemanes, italianos e ingleses son los que más gente desplazan. Por poner un ejemplo el Lazio de Roma tuvo el apoyo de cerca de 4.000 seguidores romanos en su visita al Bernabéu. El Bayern hace una semana congregó en la Ciudad Condal a cerca de 5.000 hinchas para animarles. En todos estos países se está mucho más acostumbrado a ver los desplazamientos de sus equipos en sus respectivas ligas y por eso parece que les cuesta menos viajar por otros países.

Sin embargo más vale prevenir que curar. En muchos de esos desplazamientos siempre hay alguien que se pasa de la línea y eso en España ocurre poco por Europa. Los italianos son los que llevan la bandera por excelencia. En los octavos de final hinchas romanos, seguidores de la Roma, hirieron con una navaja a un seguidor del Arsenal. No es la primera vez que hooligans ingleses salen con alguna que otra herida de Italia. Eso es lo malo dentro de la festividad de la Champions.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche