Histórico
14 abril 2009José Mendoza

El milagro de Bakero

o_f_c_barcelona_la_historia-883Como hombre de poca fe, no creo en los milagros. Al menos en los milagros como tal, en ese fenómeno descrito por la RAE como hecho no explicable que se atribuye a la intervención divina. Sin embargo, el fútbol, como reflejo de la vida, es una fuente de acontecimientos inexplicables que me hace a veces dudar de ello.

Así, a bote pronto, se me vienen a la mente milagros como la remontada del Liverpool ante el Milan en la final de la Champions del 2005, o la del Manchester United ante el Bayern de Munich en la del 99, o incluso la resistencia del Alavés ante el Liverpool en la final de la UEFA del 2001.

En los últimos días, con motivo del regreso del Barcelona a Alemania en una eliminatoria en la que parte con ventaja, uno de esos milagros ha retornado a la cabeza de todos los culés: El milagro de Bakero en Kaiserlautern.

Aquel escorzo del capitán culé en el último minuto sacudió mi infancia y la de toda una generación. Era el Barcelona de Cruyff, el Dream Team de los Stoichkov, Laudrup, Zubizarreta, Koeman o el propio Guardiola. Un equipo plagado de estrellas sucumbía en un ambiente hostil, ante un conjunto plagado de jugadores semidesconocidos en la eliminatoria previa a la liguilla.

El Kaiserlautern venía de sorprender al ganar la Bundesliga por delante del Bayern de Munich, pero su carta de presentación hacía imposible la hazaña de eliminar al todopoderoso Barcelona. Nadie podía imaginar un final así en la eliminatoria, sobre todo tras el 2-0 del Camp Nou, con goles de Txiki Beguiristain.

En la vuelta, Cruyff no reservó a nadie, pero el Barcelona salió confiado y le atropelló el carruaje alemán. En dos goles de córner, obra de Hotic -el primero en una falta clamorosa sobre Zubizarreta-, el Kaiserslautern igualó la eliminatoria. En un contragolpe a falta de 20 minutos, Goldbaek cruzaba el balón ante Zubi.

El Barcelona estaba eliminado hasta que Bakero mandó al palo contrario un centro blandito de Koeman. Seis meses después, el central holandés daría al Barcelona su primera Copa de Europa con un gol en la prórroga ante la Sampdoria. Pero aún hoy hay quien atribuye aquella Copa de Europa al gol de Bakero. Un título basado en un milagro.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche