Histórico
15 abril 2009José Mendoza

Cristiano y un gris Oporto dan el pase al United

cristiano-celebra-su-golazo-ante-el-oporto

Fue así. No hubo más. El golazo de Cristiano Ronaldo y el miedo escénico del Oporto, algo así como el que tuvo el Villarreal en Londres, otorgaron las semifinales al Manchester United con más facilidad de la esperada. Los ‘red devils’ despejaron cualquier atisbo de duda sobre su condición de favorito tras el 2-2 de la ida.

Se asustó el Oporto como si la montaña que tuviera enfrente fuera demasiado alta para sus posibilidades. Se olvidaron los lusos de la fe y el atrevimiento que exhibieron en Old Trafford y se convirtieron en un equipo vulgar que facilitó el pase al United.

Planteó Ferguson una sorpresa en la alineación. No en los nombres, sino en las posiciones. Rooney se situó en banda derecha para dejar a Ronaldo acompañando en punta a Berbatov. Esta variante dio sus frutos muy pronto con el gol del luso, que agarró el balón entre el borde del área y el centro del campo y lanzó un derechazo que se coló cerca de la escuadra de Helton. Golazo para el recuerdo.

El tempranero tanto rompió los esquemas de Jesualdo Ferreira, que había salido con intención de contragolpear y se vio obligado a tomar la iniciativa. El Oporto controló el balón, pero sus ataques en estático no dañaron nunca a la zaga del United. Tan sólo a balón parado o en alguna centro que alcanzaba Lisandro inquietaban los portugueses a Van der Sar.

La lesión de Lucho González afectó bastante al centro del campo local, mientras que Hulk y el ‘Cebolla’ Rodríguez nunca encontraron el sitio. Los de Ferguson tenían el control del partido y contraatacaban cuando creían oportuno. Antes del descanso, Vidic perdonó el segundo desde el área pequeña.

En la segunda mitad, la inocencia del Oporto pasó al siguiente nivel. No tuvo ritmo ni alma, como si no tuvieran a un gol unas semifinales de Champions y jugando en casa. El United le dejaba jugar y llegar al área, donde siempre se imponía la firmeza de la zaga mancuniana.

Ferguson situó la línea de retaguardia muy retrasada, anulando por completo cualquier intención de contragolpe, principal arma portuguesa. Sólo a balón parado volvía a inquietar el Oporto, cuyo primer disparo a puerta de la segunda mitad llegó a falta de cinco minutos. Ahora el United cierra la hegemonía inglesa, un año más, en semifinales de la Champions, y da un paso más en su objetivo de repetir título.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche