Histórico
13 abril 2009Jose David López

Caos de nuevo ciclo en la República Checa

6039852Como ya hemos comentado con Serbia, Bosnia y Montenegro en los Balcanes o con el nacimiento de los estados independientes tras la segmentación de la extinta URSS, el fútbol siempre se ha visto afectado por los tratados políticos. Uno de los que mayor impacto tuvo sobre el fútbol europeo fue el que en 1993 acordaron la desintegración de Checoslovaquia, que pasó a convertirse en la República Checa y Eslovaquia. En términos históricos, esta división no chocaba frontalmente con el nivel exhibido hasta la fecha por los checoslovacos, ya que en su amplia mayoría, los mejores jugadores del ya extinguido estado habían nacido o crecido en Praga y sus alrededores.

Josef Bican (el goleador con mejor coeficiente de la historia), Josef Masopust (el primer Balón de Oro checo), Frantisek Plánicka (un portero con más de 1000 partidos a sus espaldas), Antonín PanenkaTomás Skuhravy ( estrella goleadora de Italia 90) o el gran Pavel Nedved son sus jugadores más representativos y aquellos que llevaron a la selección bohemia a sus más altas metas. Dos subcampeonato del mundo (1934 y 1962) y un campeonato de Europa (1976), son sus dos grandes gestas para la historia, quedando para el recuerdo la enorme sorpresa que despertaron en 1996 cuando, imprevisiblemente, se metieron en la final de la Eurocopa de Inglaterra y sólo cedieron en la prórroga ante Alemania. Esa generación, la última que ha logrado gestar con éxito la selección checa (ya separada de Eslovaquia), fue dando palos de ciego durante la última década. Tras una Euro 2008 correcta, el cambio de ciclo y las altas exigencias aún vigentes, han superado la realidad de una selección que esta semana ha tocado fondo con una caótica decisión que refleja un arriesgadísimo cambio de ciclo. (autor del penalti más famoso de la historia),

Los checos, sin los cracks de años anteriores y con un bloque renovado salvo tres o cuatro clásicos, no han conseguido buenos resultados en el inicio de la fase clasificatoria para el Mundial 2010. Empates sin goles en Belfast y Maribor, reflejaron la escasa fiabilidad del equipo y generaron un ambiente tenso y pleno de presión para un conjunto en decadencia que no pudo soportar la dolorosa derrota sufrida en Praga la pasada semana ante su otrora hermano Eslovaquia. A falta de cuatro jornadas para el término de la fase, Irlanda del Norte, Polonia y los vecinos eslovacos, pelean por un puesto mundialista que parece escaparse y que ha desencadenado una crisis total.

La prensa, dolida por tan desastroso papel de los suyos y por la histórica derrota como local ante un enemigo tan cercano, no ha tardado en traducir su malestar en polémica al solicitar un cambio rotundo en los planes de futuro. Sus críticas hacia el seleccionador y gran parte de los jugadores (sobre todo los más veteranos), han tenido respuestas inmediatas. Petr Rada fue fulminantemente cesado y hasta seis jugadores han sido expulsados de las convocatorias internacionales. El caos surge aquí, cuando la prensa ha destapado una supuesta cena donde seis de los internacionales checos pasaban una feliz velada nocturna con chicas de compañía. Una cita que ha dividido al país ya que muchos aficionados creen que los medios han inventado dicho rumor para eliminar los ‘sobrantes’ que querían limpiar de la selección. Los sancionados son Tomas Ufjalusi, Milan Baros, Martin Fenin, Radoslav Kovac, Marek Matejovsky y Vaclav Sverkos. Sólo el central atlético, capitán, ha querido negar los hechos y ha recordado que, horas antes de esta decisión, él mismo ya había anunciado a los medios de su país su adiós definitivo a la selección como intento regeneración en vista de los malos resultados.

Esta crisis, que dejará fuera a la República Checa del próximo Mundial, supone un cambio de ciclo absoluto en busca de una catarsis en un vestuario que la propia prensa se ha encargado de manejar. Excepto el joven Fenin, una de sus ‘perlas’ de futuro, el resto de sancionados responde al perfil de jugador a la baja que ya ha ofrecido su mejor versión, por lo que ya ante Eslovaquia en septiembre se verán los primeros rostros de cara al futuro. Los Nedved, Rosicky, Poborsky (que ha dejado también su cargo de mánager técnico) o Berger, forman parte de un recuerdo que pesa pero que debe ser asumido. Toca trabajar en silencio y levantar la cabeza.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche