Histórico
16 abril 2009Francisco Ortí

White sleeves

Van PersieRobin Van Persie ha instaurado una sana costumbre esta temporada. Por un motivo que desconozco celebra cada uno de sus goles sacándole brillo a las impolutas mangas blancas del Arsenal. Puede que no sea de manera intencionada, pero con ese gesto el fino estilista holandés homenajea de cierta forma la historia del club Gunner destacando uno de sus mayores símbolos, como son sus mangas blancas. Esas mangas son lo que diferencia al Arsenal del resto de clubes ingleses y lo que comenzó a convertirle en un club grande en las islas británicas.

El Arsenal vistió en sus orígenes con un uniforme completamente rojo, tono burdeos, cortesía del Nottingham Forest. Los fundadores del Arsenal Dial Square, F. W. Beardsley y A. J. Bates eran ex jugadores del Nottingham Forest y pidieron ayuda a su ex club durante los inicios y recibieron un equipación completa para toda la plantilla y un balón de fútbol. Los Gunners continuaron vistiendo de color burdeos hasta que, antes de un partido contra el Liverpool el 4 de marzo de 1933, el Arsenal pintó sus mangas de blanco para diferenciarse del estricto red y ser “más elegantes”.

El autor de esta modificación fue Herbert Chapman, exitoso técnico inglés que se esconde entre los acontecimientos de la historia pero que fue tan importante para el Arsenal como para el resto del mundo del fútbol. El Arsenal fue fundado en 1886 y vivió unos inicios complicados, enfangado en las catacumbas, y fue tras la llegada de un genio como Chapman cuando los cañonazos de los Gunners comenzaron a sonar con estruendo y atemorizar Inglaterra gracias a un fútbol innovador y efectivo.

Herbert Chapman nació el 19 de enero de 1878 en Yorkshire y muy pronto sintió pasión por el fútbol, viniendo de una familia de once hijos era lo más normal. Tanto él como dos de sus hermanos probaron suerte como futbolistas, con distinto éxito. El hermano menor, Harry, fue quien más éxito tuvo, llegando a ganar dos ligas y una FA Cup con el Wednesday, actual Sheffield, mientras que Herbert deambulo por diversos equipos de categorías inferiores.

Fue su labor desde los banquillos lo que le catapultó al éxito. Comenzó en el Northampton Town, donde le llevó Walter Bull. Su buena labor le llevó al Leeds United, y, posteriormente al Huddersfield Town, donde cosechó dos títulos de campeón de liga y se ganó una oportunidad en el pujante The Arsenal. En Highbury, Chapman escribió gran parte de su leyenda como entrenador y al margen de los títulos y las victorias instauró numerosas novedades en el mundo del fútbol.

Propuso instalar iluminación artificial en los estadios para jugar de noche, cambió las tácticas de la época con la revolucionaria WM, fue pionero en colocar los dorsales en las camisetas de los jugadores, y construyó los primeros proyectos de desarrollo de juveniles. Dicen que esta última innovación fue lo que le mató puesto que murió a causa de una pulmonía que contrajo mientras seguía un partido de juveniles en busca de futuras estrellas.

Herbert Chapman fue quien inició la brillante tradición del Arsenal, que ayer miércoles se ganó por méritos propios la presencia en las semifinales de la Liga de Campeones con una política de promoción de jóvenes. Chapman murió buscando juveniles y en la actualidad el Arsenal vive de eso. Hasta después de muerto, Chapman continúa dando victorias a los Gunners.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche