Histórico
12 marzo 2009Jose David López

United y Arsenal completan el ‘póker’ inglés

united-3La competitividad del fútbol inglés sigue acechando a toda Europa, incapaz de frenar al cuarteto que, año tras año, condena al ostracismo a aquellos que un día fueron grandes. Lo ha padecido el Real Madrid, lo padeció la Juventus y esta noche el desastre italiano se concretó con el adiós de Inter y Roma. El Manchester United cumplió y calló la ‘bocaza’ de un Mourinho cuyo rendimiento como neroazzurro me temo que será inferior incluso al logrado por Mancini. El Arsenal, cuyo proyecto juvenil estuvo tambaleándose durante más de una hora, sobrevivió gracias a la pierna-flan de Tonetto, verdugo desde ya de todo un Olímpico que puede haber dejado pasar la última oportunidad de la era Totti.

Manchester United – Inter (2-0)

“No estoy enojado, sino triste. Jamás cambiaría mi sistema. No hemos tenido la suerte que necesita para ganar estos grandes partidos. El Scudetto será nuestro”. Esas palabras, comedidas por una eliminación dolorosa pero tan valientes y audaces como suele ser habitual, han sido las explicaciones que ha vertido José Mourinho tras haber dicho adiós a la Champions. El luso se ha visto obligado a cambiar su discurso y la táctica ‘dispara-misiles’ que inició esta semana para intentar presionar al actual campeón, no ha servido para derribar una torre más que sólida, la de un incontestable Manchester United.

El luso sigue siendo tan ambicioso y ganador como siempre, pero a veces olvida que ya no puede permitirse la licencia de ir sobrado y es que, entre otras cosas, su Inter no encuentra un camino hacia la perfección que toca con los dedos su rival. Sus comentarios calientan la grada, le hacen ganarse enemigos e incluso restan presión a sus jugadores porque logra que no se hable jamás de ellos pero, sin embargo, dignifica aún más la victoria de quien es capaz de acallarle. Sólo por ello. Por evitar desagradables ‘tiras cómicas’ en la prensa mundial, debería tomar nota y aprender a comportarse como el gran luchador que es. Moratti no es Abramovic porque, de lo contrario, con su sueldo, sus estrellas y su currículum (que sólo sumará el Scudetto), ya estaría camino del INEM. La prensa británica ceba sus titulares sobre él y no sobre el gran equipo que le venció. Esa es la gran pena.

Y es que lo extradeportivo nunca debería imponerse al orden natural de las cosas. Lo primero es hablar del cabezazo de Vidic que abría el marcador en apenas cinco minutos . Pareció que el choque del Giuseppe Meazza, con ocasiones visitantes a destajo, aún no había concluido. Constantes acercamientos mancunianos, con un Rooney activo y el sacrificio colectivo como base principal, el campeón de europa pudo solventar mucho antes la eliminatoria. Un cabezazo de Ibrahimovic y una acción aislada de Adriano en la segunda parte, fue lo más cercano al gol que estuvo el Inter. Seis ocasiones solamente le logró crear al United en 180 largos minutos de desidia. Cristiano, con un cabezazo llegando desde atrás, aleccionó al charlatán Mourinho y puso al favorito dirección a cuartos. La era Ferguson, pese a José, seguirá adelante-

Roma-Arsenal (1-0) en penalties pasan los Gunners

Unos con medio equipo lesionado o ‘entre algodones’, los otros con una alarmante falta de gol que no iba a tardar en renovarse pero ambos, destinados a jugarse su pase en la única tanda de penaltis vista hasta la fecha esta campaña. Las botas de Tonetto, después de quince lanzamientos, decidieron que el proyecto de Wenger siga vivo mientras tumbaba, quizás irremediablemente, al de Spalletti (que aseguraba estar orgulloso de sus jugadores)en el cuadro capitalino que se queda sin objetivos claros esta campaña.

Juan adelantó muy pronto a los locales para igualar la eliminatoria y, contrariamente a lo esperado por el estilo de ambos equipos, aquello se convirtió en un constante goteo de imprecisiones y tensiones bloqueadas por el valor del premio a conseguir. Apenas un par de llegadas alteraron la dinámica rumbo a la tanda de penaltis donde, a pesar de empezar perdiendo, el Arsenal se acabó llevando el cupo pese a los nervios del alsaciano en el banco. Final de ciclo en Roma y, posiblemente, adiós definitivo del eternamente lesionado Totti, incapaz de poder mantenerse en pie y seguir luchando por el honor de un equipo, de una ciudad, que tendrá que acostumbrarse desde ya a vivir sin él.

Ahora, todo Italia se pregunta lo mismo: ¿Por qué no damos la talla?

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche