Histórico
22 marzo 2009Francisco Ortí

Se quita la presión con goles

etoo

Afrontar una crónica de un partido del Barcelona siempre supone un desafío por lo complicado que resulta encontrar una metáfora que describa fielmente el fútbol que practican los de Josep Guardiola y no esté demasiado manida. No se le puede calificar como rodillo azulgrana porque es más delicado, más melódico. Pero tampoco es una orquesta porque dejaría fuera la garra de jugadores como Eto´o o Alves. Quizá lo más cercano sería una banda de rock tipo Rolling Stones, con componentes rebeldes, pero capaces de hacer arte como el más elegante poeta.

En cualquier caso, el Barcelona, cuando tiene el día es imparable. Si no tiene lo normal es que gane también, pero al menos da sensación de ser humano. Este domingo ante el Málaga sí tuvo su día y pasó por encima del Málaga (6-0). Si en algún momento sintió la presión por la victoria del Real Madrid ante el Almería no lo pareció. Y si la tuvo, le duró 17 minutos. Fue lo que tardó Samuel Eto´o en atisbar una línea de pase imposible para encontrar a Xavi en el interior del área y éste definiera como si estuviera acostumbrado a ser un killer del gol.

El tanto de Xavi destapó el tarro de las esencias azulgrana, aunque no se puede decir que hasta ese momento estuviera tapado. A los 23 minutos, Messi se inventó uno de sus habituales sprints de cien metros con sorteo de patadas y encaró a Goitia para batirle con la derecha de `palo´, que ya le gustaría a muchos. Ocho minutos después Xavi recuperó su papel de pasador y le regaló el 3-0 a Henry.

En media hora el partido estaba decidido. Había llegado la hora de las cuestiones personales, y quien más sabe de esto es Samuel Eto´o, a quien no le gusta nada ver como sus compañeros se hinchan a marcar goles mientras él sólo puede abrazarles, y más cuando encadena varias semanas sin ver puerta.

Así, el león del Barcelona se fijó el objetivo de romper su mala racha cara a puerta antes del descanso. Lo probó desde varias posiciones, pero tuvo que recurrir a la generosidad de Xavi para subir el 4-0 en el marcador. La única mala noticia de la primera mitad para los azulgrana fue la lesión de Yaya Touré, quien tras los primeros estudios sufre una rotura de fibras y podría estar tres semanas de baja.

En la segunda mitad, el Barcelona no soltó el acelerador, aunque permitió al Málaga coger aire e incluso soñar con maquillar el marcador. Sin embargo, en el bando culé estaban Samuel Eto´o y Daniel Alves, dos que no entienden de partidos decididos ni de reservarse, y ampliaron la goleada con dos goles más (min. 53 y min. 57)

De este modo, el Barcelona venció por 6-0 al Málaga y se reencuentra con su mejor versión para escaparse en lo más alto de la clasificación a seis puntos del Real Madrid. Sin embargo, pierde a Yaya Touré e Iniesta, que serán necesarios para afrontar el tramo en el que se deciden los títulos.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche