Histórico
10 marzo 2009José Mendoza

Rafa Benítez y Juande Ramos, dos vidas paralelas

En el Liverpool-Real Madrid de este martes no sólo se miden las cinco Copas de Europa de los ingleses contra las nueve de los españoles. Será un partido con muchos duelos de prestigio sobre el campo: Fernando Torres contra Íker Casillas, Gerrard contra Raúl o Higuaín contra Reina son algunos de los más importantes. Pero en una eliminatoria tan equilibrada, destaca sobremanera el combate que dirimen desde el banquillo Rafa Benítez y Juande Ramos, dos viejos conocidos.

Es de dominio porpular que el madrileño y el manchego manejan el mismo perfil. Son dos enfermos del fútbol obsesionados con los pequeños detalles, trabajadores insaciables, protectores de la solidez defensiva y fanáticos de la estrategia y la táctica. Dos gobernadores de un vestuario que velan por el bien de sus jugadores -uno obliga a hablar en inglés, el otro manda papillas mágicas-. Dos técnicos que, al fin y al cabo, no dejan nada para la improvisación.

Pero las características a la hora de dirigir un banquillo no son sus únicas similitudes, pues Rafael Benítez y Juande Ramos han desarrollado vidas asombrosamente paralelas. Ambos pelearon en el fango de Segunda División a finales de los 90 y crecieron de la mano hasta encontrarse este 10 de marzo en la cumbre de sus carreras.

Los paralelismos entre ambos personajes empiezan en la década de los 80. Juande Ramos era un jugador en el ocaso de su carrera con sólo 28 años. El manchego, después de disfrutar de cuatro temporadas con el Elche en Primera en las que sólo jugó tres partidos, deambuló por equipos de Segunda B para acabar retirándose por una desafortunada lesión de rodilla.

Rafa Benítez, por entonces, era un prometedor integrante de la cantera del Real Madrid. Al igual que nuestro otro protagonista, sin haber llegado a la treintena, una lesión de rodilla le retiró del fútbol. Antes, Benítez se había perdido por varios equipos de la Tercera División madrileña.

Quizás estos inesperados contratiempos empujaron a nuestros dos protagonistas a llenar ese vacío con el título de entrenador. No hay mal que por bien no venga, pensarán algunos. Rafa y Juande emprendieron la aventura de dirigir un equipo de fútbol casi simultáneamente, a inicios de los años 90.

Rafa aprovechó su pasado madridista para hacerse hueco en las categorías inferiores del club merengue y disfrutar de un año en el Valladolid en Primera como segundo entrenador de Vicente Cantatore. Tenía Benítez sólo 35 años. Juande, mientras, dio sus primeros pasos en varios equipos de la Comunidad Valenciana en Segunda B y Tercera -Elche, Alcoyano y Levante-, antes de ascender a Primera con el Logroñés.

Éste era el currículum de nuestros dos protagonistas antes de cruzar sus caminos por vez primera en la 96/97. Rafa dirigía a Osasuna y Juande al filial del Barcelona. En medio de la lucha por eludir el descenso a Segunda División B, Rafa se llevó el primer asalto por 1-0. En la segunda vuelta, en el Mini Estadi, no hubo goles. Rafa acabaría consiguiendo el objetivo, pero Juande descendió.

El manchego se mantuvo en Segunda gracias al Lleida, mientras que Benítez firmó por el Extremadura, con el que acabaría logrando su primer éxito en forma de ascenso a Primera. En los duelos directos, esa temporada deparó una victoria para cada uno.

Al año siguiente, Benítez se convertiría en el primero de los dos en dirigir en Primera División, mientras que Juande firmó por el Rayo Vallecano en Segunda. El destino tenía preparado un nuevo envite entre nuestros dos protagonistas  esa misma temporada. Fue en la promoción de ascenso y Juande Ramos pasó por encima de su homónimo con un balance de 4-0.

Esa eliminatoria sirvió de punto de inflexión en la carrera de ambos entrenadores, pues el manchego se consolidó en Primera con el equipo de Vallecas y dejó a Benítez en el paro. Afortunadamente, el Tenerife le rescató al año siguiente -ya estamos en la 2000/01- y el madrileño se lo agradeció ascendiendo a Primera.

Nos encontramos, pues, con que nuestros dos protagonistas han desembarcado en la máxima categoría tras lograr cada uno dos ascensos. Hasta esa fecha, los duelos directos deparaban una ligera ventaja para Juande, con tres victorias, dos empates y dos derrotas.

Pero, una vez en Primera, Rafa Benítez despegó mucho más rápido que su rival, lo que provoca un claro desequilibrio en los partidos contra Juande Ramos. Desde entonces, los seis partidos entre ambos técnicos los cuenta Benítez por victorias.

El madrileño conseguiría dos Ligas y una Copa de la UEFA en los tres años que estuvo al frente del Valencia, mientras que Juande Ramos tuvo que pasar por el Betis, el Espanyol y el Málaga antes de consolidarse con el Sevilla, equipo con el que ganó las dos Copas de la UEFA y la Copa del Rey que brillan en su palmarés. Rafa Benítez, por entonces, ya había conquistado la cima de Europa con aquella Champions League que le dio al Liverpool.

Sus caminos se separaron cuando el madrileño se fue al Liverpool. Mientras éste triunfaba en el club inglés, nuestro otro protagonista hacía lo propio en el Sevilla. En la última jornada de la pasada Premier League, con Juande Ramos en el Tottenham, sus carreras se volvieron a cruzar. En White Hart Lane, Benítez no abandonaría su racha triunfal y superó al equipo de Juande con un claro 0-2.

Tras el 0-1 del Bernabéu, esta noche las vidas paralelas de nuestros dos protagonistas se vuelven a cruzar por décimotercera vez. Aquellas peleas en el Mini Estadi y en Almendralejo tendrán hoy su continuación, claro que en un escenario completamamente diferente.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche