Histórico
1 marzo 2009José Mendoza

Oportunistas Madrid y Sevilla

guti-y-raul-se-felicitan-marcaEl Real Madrid aprovechó su momento coincidiendo con la entrada de Guti para batir a un combativo Espanyol (0-2) y el Sevilla se benefició de las rotaciones de Caparrós y la calidad de Kanouté para avisar al Athletic de Bilbao de cara a las semifinales de Copa del Rey (1-2).

Volvió el Real Madrid a la senda de la efectividad tras dos goleadas en Liga ante Sporting y Betis. Y lo hizo tras el duro varapalo de la derrota en Champions y en el mejor momento posible. Y es que los de Juande Ramos meten presión al Barcelona, que afronta su encuentro en el Calderón con cuatro puntos de ventaja cuando hace tres jornadas la diferencia era de doce.

Impensable era hace diez jornadas imaginar esta distancia. Desde entonces, Juande Ramos le ha ido dando su propio sello al Real Madrid, basado en la solidez defensiva, en la superioridad en el centro del campo y en la efectividad. Argumentos éstos que se dejaron ver en Montjuic.

Tenía claro Juande que lo importante era una victoria que reforzase la moral y que metiera presión al Barcelona, por lo que dejó atrás la brillantez de las dos últimas goleadas.  Fue un partido poco vistoso en el que apenas hubo llegadas al área con peligro. A ello contribuyó la escasa aportación ofensiva de ambos equipos.

En el Real Madrid, Higuaín navegó perdido en el flanco izquierdo, Robben no culminó sus desbordes, Huntelaar no fue alimentado y Raúl estaba muy retrasado. Lo del ‘7’ es caso aparte. Actuó casi de mediocentro a la altura de Lass, contribuyendo a la salida del balón y sacrificándose cual Gago. Y lo bordó.

El Espanyol, liderado por De la Peña, lo intentó todo, pero no encontró la manera de hacer daño a la zaga merengue. Los periquitos no intimidaban, pero creían tener domesticado al Madrid. Así fue hasta que apareció Guti, que ejerció de brújula y mostró el norte a su equipo. Guti enseñó a su equipo la senda de la victoria al enviar una falta a la escuadra de Kameni.

Con el Espanyol abatido, surgió Raúl, cinco minutos después, para sentenciar el encuentro incorporándose desde atrás y batiendo de tiro raso a Kameni. En un abrir y cerrar de ojos consiguió la décima victoria seguida el Real Madrid. Fácil de decir, muy difícil de aplicar.

Previamente, el Sevilla había superado a un disminuido Athletic en su ensayo de la semifinal de la Copa del Rey. Ganó el equipo que le dio más importancia a los tres puntos, pues Caparrós sólo alineó a dos titulares -Amorebieta y Vélez-. Pero el Sevilla está involucrado en objetivos más ambiciosos en Liga, por lo que no podía debilitarse tan descaradamente. Escudé, Navas, Adriano y Renato fueron los habituales que tuvieron descanso, así como el tocado Luis Fabiano.

Aún así, se adelantó el Athletic por medio de Gabilondo, pero la calidad de Kanouté acabó siendo decisiva. El malí hizo doblete y remontó gracias a dos exquisitos controles. Los bilbaínos sacaron la garra al final y pudieron empatar, pero Palop estuvo acertado. El Sevilla se llevó este asalto, pero el miércoles será otra historia.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche