Histórico
10 marzo 2009Francisco Ortí

Odisea griega del Villarreal

ibagaza-panathinaikos

El Villarreal protagonizó su partidcular odisea griega y se convirtió en el primer español en salir victorioso (1-2) de la cueva del Panathinaikos para sellar su pase a los cuartos de final de la Champions League. Los amarillos desenredaron un partido muy tosco gracias a una superior calidad técnica en la que siempre confiaron.

El Villarreal saltó al Spyros Louis con la clara consigna de mantener el balón en su poder y moverlo con calma a la espera de que aparecieran los huecos en una defensa empotrada en su portería. Sin embargo, no resultó tan sencillo como preveían los amarillos, quienes se encontraron con una auténtica emboscada. El ambiente estaba enrarecido por esas bengalas que están prohibidas pero que son una constante en los estadios helenos, el césped estaba picado que impedía rasear el balón con facilidad, y los jugadores griegos, especialmente Karagounis, se ocuparon de romper constantemente el ritmo de juego para evitar que el Villarreal encontrara continuidad en ataque.

El Submarino Amarillo se dejó encallar por el juego subterráneo de los griegos y no movió el balón como está acostumbrado. Su presencia en el área rival fue muy limitada y sus únicos intentos eran disparos lejanos con los que no pusieron en apuros a Galinovic. El Panathinaikos se replegaba con seriedad en defensa y confía en el coraje de Karagounis y el obstinado esfuerzo de Mantzios para sentenciar la eliminatoria.

La primera parte concluyó con un ritmo entrecortado y jadeante que no convenía para nada al Villarreal. Manuel Pellegrini viró hacia un plan alternativo en el descanso y retiró a Nihat para dar entrada a Joseba Llorente, con la intención de que el vasco aportara un abánico mayor de argumentos ofensivos y complementara la velocidad de Rossi. La variación tuvo un efecto inmediato en el Submarino Amarillo. Llorente fijó a los centrales y generó espacios para que Rossi e Ibagaza pudieran aprovecharlos entre líneas.

Y eso hicieron. A los 49 minutos, Rossi se coló en la frontal del área con calidad y abrió a banda para la incorporación de Capdevila. El italiano continuó su carrera con inteligencia y se hundió en el área. Los centrales no le abandonaron y dejaron un espacio en la frontal que vio Capdevila para ceder el balón a Ibagaza y éste soltó un zurdazo que se coló por la misma escuadra para adelantar en el marcador al Villarreal.

Los amarillos habían logrado lo más complicado y ahora el reto pasaba a ser mantener su portería a cero. El Panathinaikos, a falta de mejores argumentos, tiró de garra y corazón para acorralar al Villarreal. Los de Pellegrini no tuvieron respuesta ante el voluntarioso asedio griego y cometieron el error de dar demasiados pasos atrás. Este inconfundible gesto de miedo espoleó las esperanzas griegas, que acabó empatando a los 55 minutos con un córner botado por Karagounis y que Mantzios mandó a la red.

El mal trago no apagó más todavía a los jugadores del Villarreal, sino que provocó un efecto apaciguador. Los amarillos recuperaron la calma y confiaron en su superioridad técnica para desenredar un partido que se le había vuelto a atragantar. El premio a su confianza llegó a los 70 minutos cuando Ibagaza se inventó un pase genial para Llorente, que mandó el balón al fondo de la portería con un violento derechazo cruzado.

Ese tanto obligaba al Panathinaikos a anotar dos goles para estar en cuartos de final, pero no se repitió la reacción que le había permitido empatar. Los griegos, por falta de fuerza y escasa moral, buscaron cabizbajos un milagro que hubiera necesitado mayor esfuerzo. El pitido final supuso un premio al buen trabajo realizado por el Villarreal, que entra con orgullo en los cuartos de final de la Champions League y está dispuesto a repetir la gesta que protagonizó cuando se quedó a un gol de la final.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche