Histórico
16 marzo 2009José Mendoza

Iniesta-Messi S.A.

el-barca-celebra-un-gol-de-bojan-ante-el-almeriaIniesta y Messi se asociaron y Bojan se vistió de Eto’o para mantener la ventaja de seis puntos sobre el Real Madrid. No acusó la presión el Barça y se deshizo con comodidad del Almería, recuperando por momentos su juego dictatorial.

El equipo de Guardiola ha superado definitivamente su bache de febrero. No es aquel equipo que arrollaba de principio a fin, pero se ha amoldado a las circunstancias y aprieta al acelerador cuando lo ve oportuno. Unas veces es Iniesta, otras Eto’o, de vez en cuando Henry, casi siempre Messi. Más allá de su brillante juego colectivo, las individualidades del Barça marcan las diferencias.

No presentó el Almería gran oposición. Los de Hugo Sánchez renunciaron a sus mejores argumentos ofensivos y no inquietaron a Víctor Valdés. No apareció la potencia de Negredo ni tampoco la velocidad de Kalu Uche. Se preocupó más el técnico mexicano en evitar los golpes de su rival que en buscar sus puntos débiles.

La posesión del Barcelona fue más insultante de lo normal y sólo Diego Alves evitó que el encuentro se cerrara antes del descanso. El brasileño exhibió una agilidad impresionante. Era cuestión de tiempo que el conjunto culé sentenciara el partido.

Messi e Iniesta no dejaron lugar a imprevistos y se asociaron en la reanudación para completar dos excelentes triangulaciones que fueron culminadas por Bojan. Los dos goles del punta dejaron el partido visto para sentencia. El Almería se entregó y el Barça se gustó hasta el final.

El joven Krkic formaba parte del plan de rotaciones de Guardiola, que merece un análisis exhaustivo. El técnico culé desarrolla un programa para dar descanso a sus jugadores aparentemente ilógico visto desde lejos. A siete días del próximo partido, Pep dejó en el banquillo a Henry y Eto’o. Y con el partido resuelto, tardó en dar descanso a su jugador más frágil esta campaña, Iniesta, y ni siquiera dio respiro al que tiene un parte de lesiones más extenso, Messi.

Además, los primeros jugadores sustituidos fueron Bojan y Keita, los que suman menos minutos de cuantos estaban en el campo. Si bien Guardiola se ha ganado por derecho propio una confianza ciega para todo el barcelonismo, sus cambios no dejan de ser difíciles de comprender. Debería Pep cuidar más a sus jugadores de cara a un mes de abril en el que afronta el Barça dos partidos por semana.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche