Histórico
13 marzo 2009El Enganche

Historias de las Gradas: Cuando The Kop canta, el fútbol gana

En Inglaterra nació el fútbol y este deporte necesitó del apoyo del público para salir adelante. Pronto se crearon las aficiones como grupos dedicados a animar a los equipos, las cuales se situaron en una zona del campo concreta para alentar mejor a los suyos.

En la historia de este deporte han sido muchas las que han tenido el reconocimiento de la gente por su espectacularidad y por todo lo que las rodea. Una de ellas, quizás la más conocida, es The Kop, uno de los fondos de Anfield.

Debe su nombre a Ernst Edwards, editor del periódico Liverpool Echo, quien le puso este nombre porque le recordó la ladera de la colina Spion, de Suráfrica, donde en 1900 tuvo lugar una sangrienta batalla entre los fusileros de Lancashire y los Boers.

Cuando sale su equipo al campo ya se empieza a sentir lo que más tarde será un ruido ensordecedor que parece que está jugando la propia grada. El bufandeo al inicio, las banderas al viento, incluida una de Fernando Torres y otra de Rafa Benítez, hacen de ese momento un espectáculo que los hinchas visitantes no se quieren perder con su cámara y que es casi una obligación grabarlo para el recuerdo.

Sin embargo el momento que el equipo y los aficionados esperan es cuando entona la mítica canción de The Beatles, ‘You’ll never walk alone’, la cual han hecho su propio himno y es respetada por todos los asistentes.

Esta grada en la actualidad tiene capacidad para 12.390 plazas todas sentadas. Sin embargo esto no es problema para los más entusiastas del Liverpool porque ellos viven todos los partidos de pie, sin sentarse ni un solo minuto. Antes de la remodelación sufrida en 1996, The Spion Kop -así es como se llama en realidad, pero se ha acortado su nombre-, tenía una capacidad mucho mayor y eran alrededor de 30.000 aficionados ‘reds’ los que se congregaban en cada partido. En esta época la grada también fue conocida por ser una de las que más peligrosas y temibles avalanchas producían tras los goles del equipo de Merseyside.

Debido a que en Inglaterra la ‘violencia hooligan’ desapareció hace mucho tiempo, al menos dentro de sus estadios por las buenas medidas impuestas por el Gobierno, esta grada tampoco ha tenido actos que resaltar en este sentido. Por ello ha tenido siempre el buen parecer de la gente ya que su único propósito es animar a su equipo sin parar y dejar la violencia a un lado.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche