Histórico
15 marzo 2009José Mendoza

El trío holandés cura las heridas

huntelaar

Tras la dolorosa eliminación en Champions, el Real Madrid recurrió a Sneijder, Robben y Huntelaar para recuperar el pulso a Liga. Los tres holandeses firmaron un gran encuentro en San Mamés y mantienen firmes las opciones merengues en el campeonato casero. Los dos primeros recuperaron su mejor versión, mientras que el punta sigue en una nube desde que Juande Ramos le dio un poco de confianza. Ahora el Madrid le mete presión al Barça al situarle a sólo tres puntos.

Pese al resultado (2-5), la empresa no fue nada fácil. El Athletic llevó el partido a su terreno desde el primer minuto, convirtiéndolo en un combate de boxeo cuerpo a cuerpo. Pensaba el Athletic que era le mejor forma de aprovechar la fragilidad con la que llegaba el Real Madrid tras su derrota en Liverpool. Pero los de Caparrós se acabaron enredando dentro de su propio guión y el Madrid no se amilanó.

En medio de esa trama subterránea, llena de amonestaciones y batallas personales en diferentes parcelas del campo, apareció Robben a los veinte minutos para dar ventaja a los merengues. Llevaba un tiempo perdido el holandés, sumido en una burbuja de individualismo, pero volvió a exhibir su habilidad y potencia en el disparo. El gol desactivó San Mamés y, por ende, al Athletic.

Seguidamente, Heinze cabeceó a la red una falta lateral al anticiparse a un desesperado Iraizoz. Las dos asistencias las había regalado Sneijder. El holandés mostró un buen nivel actuando en el mediocentro junto a Lass, cubriendo así la baja de Gago.

El francés, por cierto, estuvo otra vez inconmensurable. Sería injusto no acordarse de Diarra, cuya importancia en el juego blanco crece partido a partido. La otra novedad de Juande Ramos en la alineación fue la suplencia de Higuaín. Tras ser el mejor merengue en la primera vuelta, el argentino se está apagando.

Parecía el 0-2 un resultado definitivo, pero entonces Heinze quiso devolverle al Athletic el gol, reactivando al conjunto bilbaíno y a su estadio, cuyo estado de ánimo es un factor a tener siempre en cuenta. Pero tras el tanto, a Yeste se le fue la cabeza y empujó a  Casillas, siendo penalizado con la consiguiente expulsión. Volvió el partido a las alcantarillas, vía en la que estaba siempre más cómodo el Athletic.

Al filo del descanso, Llorente cabeceó a portería una falta lateral y Casillas falló. Cosa rara en el portero de la selección, incapaz de despistarse en los duelos de alto nivel, pero que suele equivocarse en encuentros de la liga regular.

El Athletic no resistió con uno menos. Ya en el segundo acto fue cuando apareció Huntelaar, que aprovechó las dos primeras ocasiones que le llegaron para perforar la portería de Iraizoz, una de fuerte disparo tras recorte y otra de preciosa vaselina.

Con el 2-4, Juande dio minutos a Faubert y Parejo. Al final, Marcelo tuvo su oportunidad de contribuir a la victoria al forzar un penalti cometido por Iraola. Higuaín, tras su suplencia, no podía permitirse un fallo, y no lo hizo.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche