Histórico
18 marzo 2009Francisco Ortí

Desde el Bar Torino

valenciahistoria

Con una moneda al aire. Así de sencillo. Así de arbitrario. Así de histórico. Así comenzó a escribirse la historia del Valencia CF. Salió cara y Octavio Augusto Milego se convirtió en el primer presidente del Valencia Football Club, sociedad de carácter recreativo. Quien eligió cruz fue Gonzalo Medina Pernás, que asumió la presidencia de la comisión constituyente y de festejos. Era el 18 de marzo de 1919 y en el desaparecido Bar Torino comenzaba la trayectoria de un club que este miércoles celebra su noventa aniversario sumido en profunda crisis institucional.

En 1909 la ciudad de Valencia vivía momentos de inquietud, similares a los que en la actualidad rodean al club ché. Existía una gran carestía de productos de primera necesidad, escaseaba el trabajo, los alcaldes cambiaban a mayor velocidad de la que pasaban los años y se había convocado un huelga general. El desolador panorama no desanimó a Milego y Medina, que soñaban con fundar un equipo de fútbol que paseara el nombre de Valencia por España. Ya existían en la ciudad el Levante, el Gimnástic y el Hispania, pero ninguno lucía el nombre la ciudad.

El compromiso de Milego y Medina con el proyecto era intachable. Tanto que Medina, según recuerda su nieto, gastó todos sus ahorros en fundar el Valencia pese a que ello le supuso aplazar un año su boda y aguantar el brutal enfado de quien sería su futura esposa. Tras mucho trabajo y charlas en el Bar Torino, en la víspera de San José vieron cumplido su sueño, el Valencia Football Club era una realidad. Ahora sólo faltaba encontrar unos jugadores que defendieran el escudo.

Marco, Perís, Julio Gascó, Marzal, Llobet, Ferré, Fernández, Umbert, Martínez Ibarra, Aliaga y Gómez Juaneda. Ellos fueron quienes tuvieron el honor de formar la primera alineación de la historia del Valencia. Fue el 21 de mayo de 1919 ante el Gimnástico y los ché perdieron por 1-0. El encuentro se disputó en Castellón puesto que el Valencia todavía no disponía de terreno de juego, pero pronto se adquirió el campo de Algirós, que se convirtió en la sede del equipo ché hasta que en 1923 se mudó a Mestalla.

Sobre la tierra del terreno de Algirós, por el que el Valencia pagaba cien pesetas al mes, comenzó a gestarse la leyenda ché. Pese a que parezca mínimo el precio de arrendamiento del campo, suponía una gran suma en la época y los ché sufrían para poder pagar a tiempo, pero otra vez el dinero destino a la boda de Medina salió al rescate. El primer partido como local fue el 7 de diciembre de 1919 ante el Castalia, con empate sin goles, y la primera victoria llegó pocos días después ante el mismo rival.

Así arrancó la historia del Valencia. Después llegó el debut en el Campeonato Nacional de Liga en 1928, el ascenso a Primera dos años después, los primeros títulos, la delantera eléctrica, Mario Alberto Kempes, el descenso, las dos finales consecutivas de la Copa de Europa, Rafa Benítez y el doblete. Así comenzó a escribirse una brillante historia que hoy necesita se lustrada para recuperar un esplendor apagado por pésimos dirigentes. Así comenzó el Valencia.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche