Histórico
11 marzo 2009José Mendoza

Decide Henry

henry-festeja-su-segundo-gol-ante-el-lyon-marcaHenry volvió a reclamar un papel protagonista y se convirtió en el factor decisivo del pase del Barcelona a cuartos de final. Cansado de hacer de actor de reparto, Henry se vistió de gunner y convirtió los tres primeros goles de su equipo en la eliminatoria.

Pese al resultado (5-2), no estuvo cómodo el Barça, pues el partido no siguió un guión continuo. Comenzaron muy templados los de Guardiola para luego acelerar, anotar cuatro goles y terminar asustado por su exceso de relajación.

Salió el Barça con todos los guapos. Touré, Iniesta, Xavi, Messi, Henry y Eto’o es una alineación ya memorizada por todos los culés. En el Lyon, Benzema no falló pese a que era duda.

Comenzó Puel con marcajes individuales sobre los motores del mecanismo culé. Juninho defendía a Iniesta y Toulalan amarraba a Xavi. Los dos equipos se anulaban mutuamente y se tantearon hasta que a Juninho se le escapó Iniesta y el manchego desató el partido

No salió con intención de intimidar el Barça y tardó demasiado tiempo en merodear el área. Iniesta se soltó y despertó a los azulgrana, que aceleraron de repente y anotaron cuatro goles en apenas quince minutos.

Después de un susto de Benzema, Márquez robó un balón en el centro del campo y cedió a la carrera de Henry, que no perdonó en el mano a mano con Lloris. Seguidamente, Xavi abrió a la izquierda para que Henry fusilara a su compatriota por tercera vez en lo que iba de eliminatoria. Eran los dos primeros disparos del Barça.

El Barça no bajaba la marcha. Un eslalon de Messi conluyó en el tercero tras pared con Eto’o y, poco después, el camerunés sació su hambre de gol convirtiendo el cuarto. Ya llevaba demasiado tiempo Eto’o sin festejar.

Era el Barça de inicios de año. Ese equipo supersónico capaz de borrar a su rival en un abrir y cerrar de ojos. Alcanzó aquel nivel con el que parecía batir todos los records.

El Lyon estaba noqueado, entregado. Parecía que la segunda mitad iba a sobrar. Pero Makoun, con un cabezazo a la escuadra, y Juninho, tras jugada de Delgado con posible falta sobre Iniesta, hicieron desconfiar al Barça.

Con 4-2 necesitaban dos goles los franceses. Lo que estaba destinado a ser un paseo triunfal azulgrana se convirtió en un amago de película de terror. El Barça perdió soltura y jugó nervioso.

Los galos tenían fe, merodearon el área de Valdés pero no lograron inquietarle con verdadero peligro. Benzema, herido por su lesión de cadera, no decidió como sus compañeros hubieran deseado y Juninho acabó expulsado.

En el descuento, Keita despejó todos los fantasmas con el quinto. El Barça se quedó sin el festín al que apuntaba pero está en cuartos. Y eso es lo que vale.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche