Histórico
11 marzo 2009Jose David López

Chelsea y Bayern siguen adelante

chelsea

Unos sudando ante el carácter de un rival y otros arrollando contra un bochornoso octavo finalista. Chelsea y Bayern de Múnich mantienen sus opciones europeas tras noventa minutos totalmente extremos desde la concepción futbolística que se les presupone a todos aquellos que llegan hasta esta fase continental.

Excesivo castigo a la Vecchia (2-2)

La Juventus fue valiente, ambiciosa y diría que hasta algo inocente pues en pequeños detalles, de esos que suele dominar como un catedrático consumado. A Ranieri le salió todo bien pues su ‘guerra’, esa que siempre aparece en su argot futbolístico, le sirvió para encerrar a los Blues, imponerse en su mediocampo (al menos en la primera mitad) y hasta adelantarse con una jugada espléndida de combinación junto a Trezeguet que solventó a las mil maravillas un siempre combativo Iaquinta.

Esa iniciativa de juego directo, con tres delanteros como no se le recuerda a Ranieri y defensa adelantada, puso en apuros a Cech (dubitativo en la noche turinesa). Sin embargo, justo antes del descanso, los Blues sacaron su casta durante cinco minutos alocados donde tres ocasiones acabaron dando premio. Buffon se exhibió con grandes acciones pero en un rechace, Essien, que regresaba tras seis meses a un once inicial, empató tras un golpeo made in Lampard. Allí se congeló la noche para la Vecchia, que necesitaba tres goles más.

En su combate ante las adversidades, se topó con la incompetencia de un Chiellini pasado de vueltas y pidiendo a gritos una merecida expulsión e incluso con la falta de definición en acciones puntuales ya incluso con Giovinco (reflejo del todo o nada en el que se convirtió la cita). Una llegada inocente propició la falta en la que las manos de Belletti salieron a relucir ante la mirada de Undiano Mallenco, que señaló un penalti que Del Piero, con un arte incalificable, anotó. Hacía falta un empujón más pero en mitad de la heroica y ya con todos volcados, Drogba, renacido con Hiddink, aniquiló las esperanzas de una Juventus voluntariosa, excesivamente castigada y que, probablemente finalice ciclo. Nedved, llorando lesionado al cuarto de hora, reflejó la amargura de una noche que suponía su despedida de Europa. Lástima. Gran pérdida.

Otro sonrojo al león lisboeta (7-1)

Decía Jurgen Klinsmann en la previa que pese al 0-5 de la Ida, el choque ante el Sporting de Lisboa le iba a servir para probar cosas al tiempo que buscaba una victoria que contentara a la exigente afición muniquesa. También decía Paulo Bento que su idea visitando el Allianz era limpiar el honor de un equipo que, según sus expresiones no era tan malo como había mostrado en suelo luso. No era malo, sino peor. La vergüenza ha rozado cotas máximas y totalmente pioneras en octavos de final pues jamás se había dado un resultado tan bochornoso.

Un equipo alternativo del campeón bávaro arrolló a una de las potencias del fútbol portugués, lo que deja muy mal parado a su país, a su estilo y a una afición que pide a gritos respuestas a un golpe inaceptable para la competición más mediática del mundo. No es justo sólo aleccionar al cuadro lisboeta porque el Bayern tuvo ambición, carácter y hambre pero, desde luego, resulta inconcebible que tras recibir 5 goles en tu estadio, viajes para recuperar el prestigio y logres desmantelarlo casi históricamente. De pena. No hay excusas.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche