Histórico
11 febrero 2009Francisco Ortí

La Roja va a lo suyo

villa-espana

No era un partido oficial, pero cuando dos selecciones de la talla de España e Inglaterra se miden sobre el terreno de juego tampoco está permitido utilizar el término amistoso. Y menos tras los últimos enfrentamientos entre ambos equipos, que estuvieron cargados de tensión y polémica, y también ensombrecidos por la pringosa mancha del racismo.

El encuentro careció de la jerarquía que hubiera aportado la oficialidad, pero la presencia de la  campeona de la Eurocopa asegura caviar futbolístico de primera clase y que el equipo rival se empleará a fondo para demostrar que va en serio. Precisamente esa era la idea de Inglaterra. Después de quedarse fuera de la Eurocopa, los de Capello buscaron medirse ante un rival de primer nivel, pero no dieron la talla y la Roja se impuso por 2-0.

Los Pross arrancaron con potencia y reclamaron el protagonismo de Iker Casillas con un par de disparos. Sin embargo, pronto mostraron su carencia de recursos y la búsqueda reiterada de los centímetros de Heskey fue abortada con facilidad por Albiol y Piqué, muy atentos siempre atrás. La ausencia de Gerrard y la suplencia de Lampard restaron llegada a Inglaterra, que no tenía efectivos para aprovechar las segundas jugadas que provocaba la lucha de Heskey.

España tardó en entrar en juego. La sobredosis de organizadores -Senna, Xavi, Iniesta y Xabi Alonso fueron titulares- provocó un atasco en la medular. La mejoría se produjo cuando Senna y Xabi Alonso aceptaron interpretar un papel más gris y Xavi e Iniesta se echaron el equipo a las espaldas. Los dos dieron un recital de pases entre líneas que llegó a desquiciar a los ingleses. Pese a la exhibición de los dos barcelonistas el gol español llegó en una jugada individual de David Villa. El delantero asturiano mareó a Jagielka y batió a un dubitativo James con sutilidad. Con este tanto el goleador asturiano suma su 25º tanto con la Roja y bate el record con seis partidos consecutivos marcando.

Xavi e Iniesta continuaron con su particular ejercicio de tiralíneas hasta que llegó el descanso. La segunda mitad el carrusel de cambios habitual en los amistosos provocó un descenso en los niveles de adrenalina de encuentro, que se difuminó tras una niebla de indiferencia solo disipada cuando alguna de los jugones españoles decidía sacarse una genialidad de la chistera. La entrada de Lampard y Beckham -108 partidos con los Pross- mejoró a los ingleses, quienes tuvieron más el balón en el tramo final del encuentro, pero la Roja aguantó con autoridad e incluso de permitió ampliar la cuenta a través de Fernando Llorente, quien se estrenó como goleador con la Roja, y prolongar un invicto que disfruta desde el 2006.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche