Histórico
21 febrero 2009Francisco Ortí

Emociones fuertes

barca-espanyol

Hay partidos que generan un propio ecosistema y se aislan de todo lo que les rodea. Noventa minutos en los que no cuenta como te llames, en que estado de formas llegues o tu situación clasificatoria. De ningún otro modo se explicaría que un colista con graves problemas para ver puerta fuera capaz de vencer a un equipo que arrolla a quien se le ponga por delante. Ese tipo de partidos suele darse en los derbis regionales. Y el Barcelona-Espanyol no fue una excepción.

El Barcelona se presentó en el Camp Nou con un exceso de adrenalina. El Espanyol había ganado la previa desquiciando y provocando a los azulgrana, que jugaron con una ansiedad que no había mostrado hasta ahora. Los nervios provocaron que el Barça fuera menos Barça,mientras que en el bando opuesto un hombre bajito y calvo se mantenía frío y levantaba la cabeza para controlar que nadie del rebaño blanquiazul de descontrolara. Era Iván de la Peña, el gran protagonista del derbi.

Lo Pelat fue el arquitecto de la victoria del Espanyol ante un Barcelona que se desquició por la expulsión de Keita y tardó demasiado en recomponerse. De la Peña aprovechó los momentos de locura culés para adelantar a los periquitos cabeceando un centro de Nené, y después castigó un mal despeje de Valdés con una sensacional vaselina que supuso el 0-2.

El Barcelona, con uno menos y Busquets como delantero centro, buscó remontar con el corazón en la mano y desconfiando de su acreditada calidad. Yaya Touré recortó distancias con una potente volea, pero no hubo tiempo para remontadas. El partido concluyó con un victorioso Espanyol y el Barcelona derrotado (1-2). Fuera del ecosistema del derbi, las cosas son diferentes

La victoria del Espanyol también se celebró con ganas en el Santiago Bernabéu. Es posible que alguno no se diera cuenta de esa celebración porque pudo quedar camuflada entre la montaña de goles que le endosó el Real Madrid al Betis (6-1). Los madridistas mejoran día a día y subieron un escalón de la mano de Juande Ramos y la resurrección de Huntelaar, que ha encontrado la racha cara a puerta.

El Betis concedió demasiadas facilidades ante el Real Madrid y eso suele pasar factura. El sorprendente 6-1 que reflejaba el luminoso de Chamartín al final de los primeros 45 minutos puso fin a la orgía goleadora. La segunda parte podría no haberse jugada y nadie hubiera protestado. Al margen de la goleada, lo más positivo para el Real Madrid es que el Barcelona está a siete puntos, y que volvió la cuchara.

Mientras tanto, el Villarreal continúa en silencio su renacer. Con discreción pero con firmeza el Submarino Amarilla se asienta en la cuarta plaza. Tras un inicio de locos en el que se vieron dos goles en dos minutos, los de Pellegrini respiraron con calma y se asentaron para acabar sumando los tres puntos ante el Sporting de Gijón (2-1).

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche