Histórico
25 febrero 2009José Mendoza

El regreso del sargento Ranieri

claudio-ranieri-consuela-a-frank-lampardClaudio Ranieri regresa esta noche a Stamford Bridge en la que será una de las citas estelares de estos octavos de final de la Champions League. Y es que Juventus y Chelsea muestran un estilo tan similar, tan hermético, que dar un pronóstico se antoja una temeridad.

El preparador italiano entrenó al conjunto de Londres entre el 2000 y el 2004. Fue el encargado de dirigir al equipo durante la transición hacia la era Roman Abramovich. El multimillonario ruso compró el club de Londres en el 2003 y mantuvo a Ranieri en el cargo.

El técnico transalpino había completado en las tres temporadas anteriores un papel digno con la historia de una entidad que, por entonces, no tenía casi posibilidades de alcanzar la Champions y lucía un nivel medio-alto en la Premier League.

Finalizó con dos sextos y un cuarto puesto antes de que Abramovich se apoderara del club. El ruso realizó un desembolso de 160 millones de euros y fichó para el italiano a jugadores como Makelele (25), Duff (25), Mutu (23), Crespo (16), Verón (15), Scott Parker (14), Joe Cole (10), Geremi (10) o Bridge (10).

A pesar de la inversión, el Chelsea fue segundo en la Premier a once puntos de aquel glorioso Arsenal de Patrick Vieira, Pires, Bergkamp y, sobre todo, Thierry Henry, y semifinalista de la Champions. Para Abramovich no era suficiente, por lo que se deshizo de Ranieri para incorporar al flamante campeón de la Champions, José Mourinho.

Previamente, el italiano había dirigido a equipos como el Nápoles, Fiorentina, Valencia o Atlético de Madrid en los que había forjado su fama de entrenador práctico y poco vistoso, pero sinónimo de resultados. Era considerado el mejor discípulo de Fabio Capello. Ranieri siguió su camino tras su destitución en el Chelsea y regresó al Valencia.

El club ché había salido campeón de la Liga y de la Copa de la UEFA de la mano de Rafa Benítez, que iniciaría esa campaña su etapa en el Liverpool. El técnico italiano no triunfó en su segunda estadía en el banquillo de Mestalla y fue cesado a mitad de temporada tras caer en los dieciseisavos de la Copa de la UEFA ante el Steaua de Bucarest.

Tras su segunda destitución consecutiva, a Ranieri le costó regresar a los banquillos dos años. En febrero de 2007, un Parma colista y a cuatro puntos de la permanencia le dio la oportunidad de recuperar el crédito. Ambos podían salvarse o morir en el intento. Pero Ranieri obró la hazaña en una gran segunda vuelta -siete victorias, seis empates y tres derrotas- y se ganó una nueva oportunidad en un grande.

La Juventus estaba de regreso en la Serie A y confió en el sargento. Un sargento que, a pesar de su envidiable curriculum, en sus vitrinas sólo brillan dos Copas y dos Supercopas con Fiorentina y Valencia. Por ahora, en la Juventus se mantiene fiel a su historial: los resultados son buenos, pero los títulos parecen muy lejos. Esta noche, en su regreso a Stamford Bridge, tendrá una oportunidad de alejarse de esta máxima que le persigue.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche