Histórico
25 febrero 2009José Mendoza

El detalle fue una falta innecesaria

benayoun-cabecea-en-el-gol-del-liverpool-el-pais

Con Juande Ramos y Rafa Benítez en el banquillo, todo lo que no hubiera sido un partido táctico habría supuesto una sorpresa. Los dos entrenadores jugaron al ajedrez y el más experimentado en escenarios de ésta índole ganó el mano a mano.

Era una partida tan minuciosamente detallada que apenas hubo tiempo a los destellos individuales. Estaba cantado que un minúsculo detalle decidiría el partido. Pero no fueron las diagonales del alfil Robben, ni la velocidad de la torre que representa Fernando Torres, ni tan siquiera el oportunismo de la reina Raúl. Las fichas decisivas fueron dos peones. Y es que una falta innecesaria de Heinze que cabeceó libre de marca Benayoun es lo que da ventaja al Liverpool.

El Real Madrid estuvo maniatado por el Liverpool y temeroso en ataque. Sin Gerrad ni Torres -jugó tocado y acabó sustituido-, las dos mejores fichas del Liverpool, y con una racha imparable en Liga, los de Juande Ramos debían aprovechar el Bernabéu para llegar con posibilidades a la vuelta. Ahora, levantar la eliminatoria en Anfield se antoja harto complicado.

Fue un partido lleno de tensión, enormemente igualado y minuciosamente estudiado. En la primera mitad hubo ciertos arreones en ambos equipos que pudieron darles ventaja. Aunque empezó mejor colocado el Madrid, apenas pisó área. El Liverpool dio un paso adelante, exigiendo a un Casillas que recupera su nivel en los partidos grandes. Torres, Benayoun y, sobre todo, Xabi Alonso, ya al filo del descanso, le hicieron sacar manos salvadoras.

A eso de la media hora aparecía Robben y, junto con algunas pérdidas de balón de los ‘reds’, el Madrid empezó a merodear el área de Reina. El guardameta español pasó desapercibido salvo por algún disparo blando. El Real Madrid no estaba cómodo.

Lass no daba salidas al balón y ni siquiera la salida de Guti otorgó finura a los blancos. Tampoco la lesión de Torres espoleó a los blancos. Robben, con espacios, era la única noticia del Real Madrid en ataque. Raúl e Higuaín no aparecieron.

Los minutos se iban consumiendo y el partido estaba donde quería el Liverpool. Los ‘reds’ tenían bajo control al Real Madrid. Apenas se acercaron a Casillas en la segunda mitad, pero sí anularon todas las fuentes de peligro de los blancos. Las fichas de Benítez fueron tomando posiciones, como esperando a Anfield para dar el golpe definitivo. Pero lo que no esperaba Benítez, era que un peón acabaría dándole tanta ventaja pese a no disponer de sus fichas más importantes.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche