Histórico
19 febrero 2009Francisco Ortí

El desierto de Old Trafford

vandersar

En lo más alto de un fortaleza perdida en medio de ninguna parte, el teniente Giovanni Drogo espera su momento de gloria, el momento en el que deba combatir a los Tártaros. Drogo es un joven militar recién licenciado y su primer destino es Bastiani, una fortaleza alejada del mundo desde donde deberá otear en horizonte a la espera de un posible ataque tártaro. La ilusión de Drogo desapareció cuando tras quince años de absoluta soledad los Tártaros no daban señales de vida. El teniente, envejecido sin conocer la gloria que tanto ansía, comienza a plantearse la opción de desertar, incluso piensa que los Tártaros ni siquiera existen.

Sin embargo, decide mantener su puesto y cumplir con lo que se le ha mandado. Finalmente los Tártaros aparecen, pero el teniente ya está demasiado mayor para combatirlos y se queda sin su momento de gloria. Al menos eso piensa Drogo, porque la gran victoria de este personaje creado por Dino Buzzati en El desierto de los Tártaros fue tener el valor suficiente como para mantenerse en su puesto para cumplir con la misión que se le había encomendado. La novela del periodista italiano manda el mensaje de que la gloria acaba llegando si luchas y te esfuerzas por conseguirla, aunque puede que no sea del modo en el que se soñó en un principio.

Igualmente inspiradora que la lucha interior de Giovanni Drogo es la de Edwin Van der Sar, quien ha superado todo tipo de adversidades para alcanzar la gloria a los 38 años, después de renacer de sus propias cenizas. El holandés irrumpió en el mundo del fútbol como una de las grandes promesas bajo palos. Con sus orejas de soplillo y un cuerpo enclenque, Edwin se adueñó de la portería del Ajax, donde ganó la Copa de Europa. Entonces decidió asumir su primera misión y fichó por la Juventus. Su fracaso en Turín fue estrepitoso. Buffon le aplastó y emigró al Fulham en busca de una cómoda retirada. Cuando parecía que su carrera terminaría sin más gloria que la de su juventud, el Manchester United se cruzó en su camino. En el Teatro de los Sueños, el holandés ha vivido sus mejores años y ahora va camino de hacer historia.

Van der Sar alcanzó el pasado miércoles los 1.302 minutos imbatido, superando a Abel Resino y quedándose a 88 minutos del récord europeo, que ostenta belga Dany Verlinden, del Club Brujas, con 1.390 minutos. Todavía está lejos brasileño Mazaropi, del Vasco da Gama,  quien no encajó un gol durante 1.816 minutos.

El portero holandés superó a Abel Resino ante el Fulham en un partido en el que tuvo menos trabajo que Drogo a la espera de los Tártaros. Eso no quita mérito al logro de Van der Sar, quien no encaja un gol de la duodécima jornada cuando Nasri le batió por partida doble. Rivales de la altura de Chelsea, Aston Villa o Manchester City se han enfrentado al holandés sin poder encontrar el modo de batir su portería.

Van der Sar y el Manchester United se enfrentarán el sábado al Blackburn Rovers y si el holandés logra mantener su portería virgen durante 88 minutos habrá superado a Dany Verlinden se convertirá en el portero europeo que más tiempo ha permanecido imbatido. “Nadie cantará tus alabanzas, nadie te llamará héroe o algo similar, pero precisamente por eso vale la pena”, pensó Drogo durante su aislamiento, y en Inglaterra se ha pasado por alto el logro de Van der Sar, pero eso no le quita mérito. El holandés sí podrá enfrentarse a sus Tártaros, y piensa vencerles.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche