Histórico
26 febrero 2009José Mendoza

El Deportivo deshonra su memoria

valeron-y-omar-bravo-se-lamentan-tras-un-gol-del-aalborg

Lo que apuntaba a ser una noche mágica en Riazor se acabó convirtiendo en una noche de pesadilla para el Deportivo de La Coruña. Cinco participaciones con éxito en la Champions League en este siglo -tres en cuartos de final-, no merecían una despedida de esta manera. Caer con un global de 6-1 ante un desconocido como el Aalborg no es digno del envidiable curriculum europeo del Deportivo.

El Aalborg se ha mostrado como un equipo muy serio. Jugadores como Anders Due, Enevoldsen o el mediocentro defensivo Augustinussen han dejado una eliminatoria para enmarcar. Pero el conjunto gallego posee potencial para plantar más cara.

Omar Bravo, que entró pronto por el lesionado Bodipo, gozó de las primeras oportunidades y se le anuló un gol legal por fuera de juego a pase de Valerón.

Poco a poco, los gallegos se fueron animando. Lafita y Valerón encontraban espacios para explotar su visión de juego. El ex del Zaragoza y Filipe pudieron adelantar al Depor en la primera media hora.

El Aalborg apenas merodeaba el área de Aranzubía, pero lo poco que llegaba era sinónimo de peligro. Shelton había avisado al vasco al principio, pero hasta el gol del Deportivo, los daneses se habían preocupado de su propia portería.

El adelanto blanquiazul llegó de la mano de Sergio en el 38. Nadie mejor que el centrocampista para invocar las noches mágicas de Riazor. Junto con Manuel Pablo y Valerón, son los únicos que sobreviven de la época dorada. El canterano del Espanyol agarró un balón en el centro del campo, avanzó y chutó blando con la zurda, pero Zaza estuvo poco contundente.

Los aficionados de Riazor se miraron a la cara y se ilusionaron con la enésima remontada, pero el Aalborg cortó de raíz cualquier atisbo de esperanza. Los daneses hicieron tres goles en los últimos cinco minutos del primer tiempo y certificaron su pase.

Los dos primeros fueron a balón parado, y el tercero en una contra. En el 40, una falta lateral la peinó Augustinussen y la cabeceó Shelton en fuera de juego.

Luego, Johansson hizo lo propio de córner tras cabecear un compañero en el primer palo. Y para completar el despropósito, Enevoldsen aprovechó un rechace de Aranzubía a disparo de Shelton.

El Deportivo tiró la toalla en la segunda mitad, en la que lo único reseñable fue la expulsión de Pablo Álvarez por doble amarilla. Los hombres de Lotina salieron cabizbajos de Riazor. Aunque esta participación en la Copa de la UEFA no dejaba de ser un oasis en medio de un desierto lleno de ataduras económicos, el desenlace es una afrenta poco digna de su historia.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche