Histórico
18 febrero 2009Francisco Ortí

Desgraciado empate

dinamo1-1valencia

No pudo llegar la ansiada victoria balsámica. El Valencia viajaba a Kiev para lograr un triunfo ante el Dinamo que les acercara a los octavos de final de la Copa de la UEFA y enfriara la mala situación que afrontan a nivel económico y deportivo, pero se tuvieron que conformar con un empate (1-1). Además, se añade una nueva desgracia a la lista puesto que César jugó lesionado los últimos minutos y podría ser grave.

El Valencia arrancó tembloroso, inseguro y con poca confianza en sus posibilidades. Las últimas actuaciones no invitaban a afrontar el encuentro de otro modo. Los ché habían trabajado durante la semana en un nuevo sistema defensivo que solucionara los problemas atrás. En menos de cinco minutos quedó claro que nada había cambiado. Fue el tiempo que tardó Kravets en ganar a Marchena en la carrera por un balón suelto, entrar en el área aprovechando un inoportuno resbalón de Albiol y quedarse cara a cara ante César. Sin embargo, desperdició la clara ocasión y el delantero mandó el balón a la grada incomprensiblemente.

Tres minutos después Silva castigó la piedad de los ucranianos. Hasta ese momento, el canario había tocado dos balones y en las dos jugadas el desenlace fue un dura patada en el tobillo. Así que Silva cambió de estrategia y su tercer contacto con el balón fue breve, de solo un toque, pero justo lo que necesitaba para alojarlo en red. La jugada nació en la banda izquierda. Del Horno buscó en largo a Mata y éste puso el balón al primer palo donde pareció Silva para adelantar a los ché.

Con este tanto se cumplía el guión habitual de los últimos partidos del Valencia. Los ché se adelantaban pronto en el marcador y tocaría rezar para que la defensa no se deshiciera como un cubito de hielo en verano. Afortunadamente para los ché, estaban en Kiev, bajo una intensa nieve y la zaga mantuvo la compostura. A los ucranianos les costó crear peligro y sólo cuando Albelda o Manuel Fernandes retrocedían su posición hasta incrustarse en la zaga se creó cierta confusión.

El 0-1 se perpetuó hasta el descanso y el Valencia afrontó con más calma la segunda mitad. Sin embargo, se encontraron con una afortunada acción de los ucranianos que devolvió la igualdad al marcador. A los 63 minutos, un pelotazo al área sin destino de Kravchenko rebotó contra el codo de Milevskiy y acabó en el interior del área. Fue una jugada desgraciada para los ché, a los que no les sorprendió que la mala suerte les castigara de nuevo.

Milevskiy, revolucionado durante todo el partido, se dejó caer para intentar forzar una falta pero encontró su segunda amarilla y dejó a su equipo en inferioridad numérica. La expulsión sumada a que el Dinamo se encuentra todavía en pretemporada entregó los últimos minutos al Valencia. Los ché monopolizaron el balón en los minutos finales. La entrada de Villa aumentó el arsenal ofensivo valencianista, pero apenas se vieron claras ocasiones de gol y el marcador no se movió. El empate a uno final permite a los ché acceder a la siguiente ronda con un empate a 0 en Mestalla, pero con el Valencia de por medio un partido sin goles es impensable.

La ficha del partido al completo en UEFA.com:

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche