Histórico
18 febrero 2009José Mendoza

Castigo por falta de ambición

valeron-lucha-con-un-rivalEl Deportivo tenía una misión complicada en Dinamarca. A pesar de que el guiño de la historia provocaba que el partido 101 en Europa se disputara en el mismo escenario que el primero, las bajas por lesión y el frío no hacían presagiar un partido sencillo.

Lotina formó un once de circunstancias por las bajas de Manuel Pablo, Guardado, Bodipo y Lafita. El zaragozano se quedó en el banquillo al estar tocado y entró ya con 2-0 abajo. El técnico vasco presentó un 4-3-3 con Filipe Luis proyectándose por banda izquierda y Valerón moviéndose con libertad por delante del trivote.

La novedad la acusó el Deportivo ya que Pablo Álvarez, Valerón y Mista estaban demasiado sólos en ataque ante un Aalborg que acumulaba muchos efectivos en defensa.

La primera mitad se desvaneció como si no hubiera pasado nada. Due lo intentó en una falta ensayada y en otra acción en la que Aranzubia sacó bajo palos. El Deportivo tenía la situación bajo control, pero los daneses cambiaron el guión en la segunda parte.

Todo nació en un centro inocente de Bogelund que acabó convirtiéndose en el adelanto local. Adrián López se durmió y Due se lo quitó de encima para acabar cruzando el balón. El Depor reaccionó rápidamente y Mista empalmó al larguero un cabezazo de Lopo. Fue un espejismo pues, más allá de eso, los gallegos apenas inquietaron a Zaza.

Parecía que el Deportivo, falto de ambición, volvía a firmar el 1-0 y el Aalborg le castigó de nuevo. Así, en el 71, Enevoldsen y Due ganaron la espalda de la defensa gallega y el zurdo hizo su segundo tanto tras el pase de la muerte de su compañero. Lotina, entonces sí, sacó a Omar Bravo, Verdú y Lafita. Ya era tarde. Los gallegos no encontraban la manera de hacer daño. Incluso los daneses tenían espacios para buscar el tercero. Y lo aprovecharon.

Aranzubia derribó en el área a Curth e Ivanov señaló penalti. El guardameta agarra de la camiseta al danés, pero es el delantero el que pone más énfasis en tirarse. Lo cierto es que Jakobsen no perdonó y puso muy cuesta arriba la eliminatoria para el Deportivo. Ni en el mejor de sus sueños se podía haber imaginado el Aalborg tal desenlace. Al conjunto gallego no le queda otro remedio que reccurir a una nueva noche heroica en Riazor.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche