Histórico
15 febrero 2009Francisco Ortí

309, 1

huntelaar2

El Real Madrid volvió a impartir una clase magistral de eficacia para vencer por 0-4 en El Molinón. Con seriedad, seguridad defensiva y una llegada a puerta demoledora el rodillo blanco atropelló a un ilusionado Sporting de Gijón, que no tardó en pagar sus despistes defensivos. Los de Juande no sufrieron el síndrome de abstinencia por la ausencia de Robben e incluso jugaron mejor de lo habitual gracias a la inspiración de Pipita Higuaín, protagonista en los cuatro goles.

Quien esperaba que el descaro asturiano pondría en problemas al Real Madrid tardó quince minutos en darse cuenta de que estaba equivocado. Ese fue el tiempo que necesitó Raúl para empalar un centro de Higuaín y mandarlo a la red. Fue el primer gol blanco y el 308 en la carrera del siete, lo que le convierte en el máximo goleador de la historia del Real Madrid.

Tras este tanto llegó el momento de los desheredados, gracias, de nuevo, a la generosidad de de Higuaín y a la desdibujada defensa asturiana. Un balón largo lo convirtió Higuaín en asistencia unicamente metiendo la cabeza para dejar sólo a Huntelaar ante Lafuente. El discutido holandés demostró que es un cazador del gol y logró su primera presa.

La segunda parte no supuso ninguna novedad en el guión del encuentro. Gago y Lass continuaron dominando el centro del campo e Higuaín repartiendo goles entre los desheredados. La generosidad del argentino esta vez fue aprovechada por Marcelo. El brasileño había sido pitado por el Bernabéu en el último mes y en la celebración del gol se llevó la mano al oído buscando de nuevo los pitos. Parecía no darse cuenta de que no estaba en el Bernabéu, sino en El Molinón.

Lo abultado del marcador no menguó la ilusión de los asturianos, quienes continuaron buscando con descaro la portería de Iker Casillas. Pero volvieron a encontrarse con otro gol del Real Madrid. Esta vez Higuaín quiso ser el protagonista del gol y buscó portería, pero Lafuente desvió el balón, aunque no lo suficiente como para que Raúl recogiera el rechace y anotara su gol número 309.

El Real Madrid mejora y ofrece mejor imagen, pero salvo milagro impensable es demasiado tarde para optar a alcanzar al Barcelona. La ventaja de los azulgrana es excesiva, casi igual que la de los blancos respecto a sus perseguidores.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche