Histórico
30 enero 2009José Mendoza

Una Copa, cuatro motivos

Nuestro gol de la Jornada: Barcelona 3-2 Espanyol (Callejón, 68′)

Mallorca, Barcelona; Sevilla y Athletic de Bilbao jugarán las semifinales de la Copa del Rey. Cuatro equipos que buscan un mismo objetivo pero con motivos diferentes. Y es que el título puede significar la guinda del pastel o un gran salvavidas al que agarrarse.

El Barcelona, principal favorito por motivos evidentes, espera culminar la que promete ser una fenomenal temporada. El Sevilla quiere usar la Copa como bálsamo para la que está siendo una campaña llena de altibajos, sobre todo con el “fracaso” europeo.

En una temporada llena de terremotos, tanto en lo deportivo como en lo institucional, el Mallorca podría hacer de la Copa el mejor salvavidas posible para enderezar una campaña que tiene muy mala pinta. Y el Athletic, por su parte, desea justificar su historia después de mucho tiempo y así levantar la Copa del Rey 25 años después.

Pero todos ellos han tenido que sobreponerse a diferentes obstáculos para alcanzar las semifinales. El Barcelona-Espanyol se convertió en el mejor ejemplo de que en el fútbol no hay nada escrito. El conjunto culé, con cuatro de sus teóricos titulares, jugaba en casa ante un equipo deshauciado en Liga y repleto de habituales suplentes.

Le valía la victoria y se llegó a poner 3-0 en el marcador. En un alarde de garra y con un toque de fortuna, el Espanyol hizo dos goles en pocos minutos y provocó que Guardiola tuviera que recurrir a Iniesta y a Eto’o para cerrar la eliminatoria. El Camp Nou sufrió, pero se clasificó. Bojan, por cierto, estuvo fenomenal (3-2).

Su rival será el Mallorca. El conjunto bermellón se deshizo de un triste Betis que no logró colarle un gol en 180 minutos al tercer equipo más goleado de la Liga. Los de Manzano, espoleados por la confianza que les otorgó la goleada ante el Valencia en Liga, administraron cómodamente su mínima ventaja (0-0).

En el otro partido cumbre de la jornada, el Sevilla se deshizo del Valencia, vigente campeón, con las jugadas a balón parado como protagonistas. El gol de Squillaci en el minuto 89 aportó el toque de emoción que necesita cualquier buena jornada de Copa. Pero el partido en sí fue decepcionante (2-1).

El Athletic, mientras tanto, tiene una gran oportunidad de volver a sentirse un grande del fútbol español tras tantas temporadas mediocres. Este año, de la mano de una prometedora hornada de leones como Amorebieta, Javi Manrtínez o Fernando Llorente, puede ser diferente.

Un valiente Sporting no aprovechó su tempranero gol y acabó sucumbiendo por su débil defensa y el agotamiento al que no está acostumbrado por un larguísimo mes de enero (1-2).

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche