Histórico
25 enero 2009Francisco Ortí

Sin palabras

messi

No me creeréis, pero os juro que esta semana encontré un canal de televisión que no hablaba de Barack Obama. No tuve más remedio que sentarme a verlo. Estaba harto de escuchar que se estaba viviendo un “¡momento histórico!” para la humanidad y hubiera sido capaz de tragarme cualquier programa en el que no estuviera dedicado a la gran esperanza que invade al mundo entero gracias al nuevo presidente estadounidense. Todo menos una tertulia del corazón, tampoco hay que exagerar.

A lo que iba, me topé con un documental sobre la proxémica, ciencia que estudia el lenguaje corporal. El programa estaba centrado en las entrevistas de trabajo -la crisis sigue de cerca a Obama en protagonismo mediático- y en cómo debía comportarse físicamente una persona para aumentar sus probabilidades de lograr el puesto de trabajo al que aspira.

No sé si Leo Messi vería el mismo programa, pero este sábado le bastaron dos gestos para mandar dos mensajes claros y directos. Con el primero no descubrió nada nuevo, ya lo sabíamos. Es un futbolista de otro planeta, distinto a todos los demás y capaz de inventar algo genial en una acción cualquiera, como demostró con el giro de tobillo con el que superó a Juan Pablo para anotar el primer gol del Barcelona ante el Numancia.

El segundo mensaje, aunque ya lo intuíamos, resultó más llamativo. Es 100% culé y no se moverá del Barcelona. En la celebración del gol agarró su camiseta y besó repetidamente el escudo del club azulgrana. Sin palabras, no las necesitó, Messi respondió a los rumores que le convertían en el as que guarda bajo la manga Florentino Pérez para regresar a sillón de presidente del Real Madrid.

Por si no había quedado lo suficientemente claro, tras el partido Messi rubricó con palabras el segundo gesto: “Mi corazón es blaugrana. Jamás me iré del Barça, es mi casa. Han hecho mucho por mi familia y si no me echan yo no me quiero ir del Barça. No sé de donde ha salido todo eso”.

Messi no ha podido dejar más claro que quiere continuar en el Barcelona. Aún así, los que vieron en la negativa de Kaká al Manchester City un guiño al Real Madrid, pondrán sus neuronas a trabajar para encontrar un indicio de que el astro argentino y Florentino Pérez están compinchados. Mi consejo es que sigan el ejemplo de Messi. Mejor sin palabras.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche