Histórico
31 enero 2009Ariel Judas

La Serie A de Ecuador, una liga “de diseño”

serie-a-ecuador

¿Cómo mantener la tensión deportiva a lo largo de un año completo en un campeonato del que participan apenas doce equipos? ¿Cómo no caer en la tentación de seguir la moda que conjuga, temporada tras temporada, “Aperturas” y “Clausuras”? Las cabezas pensantes de la Serie A de Ecuador han ideado un nuevo formato de torneo anual, con cuatro partes bien diferenciadas, y que comienza a disputarse hoy mismo.

En la Primera Etapa, que comienza este fin de semana, se compone de un total de 22 encuentros en el que la docena de equipos de primera división se miden entre sí en la modalidad de “todos contra todos”, en dos rondas consecutivas. Los cuatro primeros clasificados de este primer capítulo clasifican directamente a la Tercera Etapa con una bonificación de 3, 2, 1 y 0 puntos, respectivamente.

Segunda Etapa: los 12 equipos son divididos en 2 zonas de 6 integrantes cada una. Allí se jugarán 10 encuentros “regulares” más 2 derbis regionales (en una serie de enfrentamientos “de ida y vuelta”) . En total, cada uno de los conjuntos jugará un total de una docena de encuentros en la segunda fase de la temporada. El ganador de cada una de las zonas clasifica a la Tercera Etapa con 1 punto de bonficación, respectivamente, mientras que los segundos clasificados de cada grupo pasan a la siguiente fase sin sumar unidades de premio.

A la Tercera Etapa llegan los 8 mejores equipos de las dos primeras fases, que quedarán determinados de acuerdo con la suma de puntos obtenidos a lo largo de las dos primeras partes de la liga. Los equipos serán divididos en dos grupos de 4 integrantes (primero, cuarto, quinto y octavo por un lado; y segundo, tercero, sexto y séptimo por el otro), en un mini-torneo de 6 fechas de duración.

Cuarta Etapa: Es la que define al ganador de la Serie A ecuatoriana. En un enfrentamiento doble, los primeros clasificados de los dos cuadrangulares de la Tercera Etapa definen al ganador de la liga de primera división. Campeón y Subcampeón quedarán clasificados directamente a la Copa Libertadores del año próximo. Los segundos clasificados de los cuadrangulares de la fase anterior disputarán otro doble enfrentamiento para determinar quién será el tercer clasificado de la temporada. El equipo clasificado en esa posición clasifica para la repesca o fase previa de la Copa Libertadores de 2010.

Los dos equipos que obtengan la menor cantidad de puntos a lo largo de la Primera y la Segunda Etapa perderán la categoría y jugarán el año siguiente en la Serie B ecuatoriana.

La Copa Pílsener (el nombre comercial del torneo de primera división en Ecuador) presenta varios interrogantes muy interesantes en esta temporada 2009. Para los seguidores del fútbol español, seguramente el máximo punto de atención estará centrado en la suerte que corra el Barcelona Sporting Club, el equipo de Guayaquil -uno de los dos más populares del país, fundado hace muchos años por un emigrante catalán- que cuenta desde principios de Enero con Benito Floro como entrenador. El estratega nacido en Gijón tendrá por delante la riesgosa misión de devolver al “Ídolo del Astillero” a las primeras posiciones del fútbol local e intentar que el color amarillo de la camiseta “torera” vuelva a lucirse en competiciones como la Copa Libertadores. Las principales armas con las que contará Floro en su aventura ecuatoriana son bastante conocidas a nivel internacional. Dentro de la plantilla del Barcelona hay dos delanteros argentinos que  en su momento demostraron una calidad sobresaliente: Rolando Zárate (sí, el ex Real Madrid, Terrassa, Vélez, River… y muchos más), y Marcelo “el Chelo” Delgado (de gran paso por Racing, Rosario Central, Boca Juniors y Cruz Azul, entre otros). Tal vez el refuerzo más importante del conjunto de Guayaquil en este inicio del año sea el muy solvente central Giovanny “La Sombra” Espinoza, que regresa a Ecuador tras pasar por el Vitesse de Holanda y el Cruzeiro de Brasil. Y en estas últimas horas se confirmó la incorporación a préstamo por un año de Santiago Hirsig, un volante/extremo que jugó en las últimas temporadas para San Lorenzo de Almagro. El Barcelona “versión Floro” pone su maquinaria en marcha esta noche, en su visita al campeón de la Serie B -el Manta- en el adelanto de la primera jornada de la Etapa inaugural.

Dentro de la misma ciudad, y casi en la vereda de enfrente, vive el máximo rival del Barcelona: el Club Sport Emelec, otro de los “grandes” de la Serie A. El equipo “bombillo” -entrenado por el argentino Gabriel Perrone- vive desde hace tiempo momentos de dificultades económicas. La gran diferencia que existe con el equipo “torero” radica en la escasa presencia de extranjeros en la alineación supuestamente titular de la plantilla “eléctrica”. Uno de los atractivos de este nuevo campeonato será protagonizado por los dos volantes de creación del Emelec: los jovencísimos Bryan Rodríguez y Ángel Mena, de excelente desempeño en la pretemporada. Ambos futbolistas -fruto de la cantera- le han quitado el puesto al paraguayo Fabio Ramos y al argentino Facundo Coria. En el ataque, el club del estadio George Capwell seguramente comenzará la liga con Jorge Torales y Jasson “Torombolo” Zambrano. Otro punto fuerte del conjunto azul es la portería, que está cubierta por dos buenos arqueros surgidos de la liga argentina: Marcelo Elizaga y Javier Klimowicz. Y un último valor a destacar en el Emelec es el del volante David Quiroz, dueño de uno de los mejores disparos de larga y media distancia de todo el continente americano.

Tradicionalmente el fútbol de Ecuador ha tenido su polo de poder en la ciudad de Guayaquil, pero -especialmente a lo largo de la última década- los títulos y las alegrías han hecho escala en Quito, beneficiando a tres clubes, como El Nacional, LDUQ, y Deportivo Quito.

El Club Deportivo El Nacional es un caso atípico dentro del fútbol sudamericano: es administrado por el Ejército de Ecuador y cuenta con el enorme mérito de integrar sus equipos solo con jugadores nacidos en el país. Ningún extranjero -tal como sucede en el caso de Chivas de Guadalajara en México- es admitido como jugador de “los Puros Criollos”, un club que genera una enorme simpatía a lo largo y ancho de toda la geografía ecuatoriana. El Nacional -que obtuvo su último título de liga en 2008- se quedó sin entrenador a pocas horas del inicio de este campeonato, luego de que Jorge Celico fuera cesado por la dirección del club, tras la derrota de “la Máquina Roja” ante Nacional de Paraguay, por la fase previa de la Copa Libertadores. Celico fue reemplazado casi de inmediato por Juan Carlos Burbano. Si bien el equipo no está al mismo nivel que demostraba un par de años atrás, la escuadra “militar” cuenta con algunos jugadores de nivel, como el portero Cristian Mora, el defensa Pavel Caicedo, los volantes Wellington Sánchez y Moisés Candelario, además de los atacantes Edmundo Zura y Jorge Ladines.

Liga Deportiva Universitaria de Quito vivó en 2008 el mejor año de toda su historia, probablemente irrepetible. Inició el año como campeón ecuatoriano, quedó subcampeón de la Serie A 2008, ganó la Copa Libertadores de América, y fue segundo en el Mundial de Clubes, tras dar batalla en la final a todo un Manchester United. Una par de temporadas irrepetibles para los “albos”, que alcanzaron la gloria con Edgardo Bauza como entrenador, y con grandes jugadores como Enrique Vera, Luis Bolaños, Joffre Guerrón y Damián Manso en el terreno de juego. Sólo este último volante argentino sigue perteneciendo a LDUQ (aunque podría emigrar a Qatar o a Arabia Saudí en las próximas horas). El entrenador uruguayo Jorge Fossati -curiosamente, predecesor de Bauza en el cargo- no ha quedado, sin embargo, desprotegido. El “Equipo Azucena” sigue teniendo la que en mi opinión es la mejor plantilla de Ecuador, en la que destacan el portero José Cevallos; Renan Calle y Norberto Araujo en defensa; dos laterales de muy buen nivel, como Néicer Reasco y Paúl Ambrosi; Patricio Urrutia en el centro del campo; y el argentino Claudio Bieler y el chileno Reinaldo Navia en ataque.

El último espacio de análisis es para el actual campeón de liga, la Sociedad Deportivo Quito. Entrenado por el mítico Rubén Darío Insúa (que debuta como estratega de “la Academia”), los “chullas” mantienen buena parte del poderío que les llevó a un postergadísimo título de liga: Giovanni Ibarra, un portero de garantía; dos sólidos defensas como Giovanni Caicedo e Isaac Mina; un enganche que destaca por encima de la media en Ecuador, Luis Saritama; y la temible dupla atacante conformada por Martín Mandra y Leider Preciado.

Históricamente, junto con el de Bolivia y el de Venezuela, el fútbol de Ecuador ha sido considerado como de segunda o tercera categoría dentro de Sudamérica. Pero, de la mano del lema del “Sí, se puede” (que se comenzó a usar mucho antes que el “Yes, we can” de Obama) que llevó a “la Tricolor” a jugar los últimos dos mundiales, y detrás de las transferencias de algunas de sus mejores figuras al fútbol de Europa, la Serie A de Ecuador resalta en el espectro internacional como la liga de mayor crecimiento en América Latina en estos momentos, demostrando que -aún con pocos recursos económicos- la primera división de ese país está alcanzando a otras teóricamente más consolidadas, pero estancadas desde hace años en un estado de falta de evolución sumamente alarmante.

Contacta con El Enganche




Nuestras redes sociales

 

Contacta con nosotros

Puedes ponerte en contacto con El Enganche a través de este formulario.

Envíanos tus consejos, dudas, quejas o sugerencias para ayudarnos a mejorar. Rellena el formulario y haznos llegar tu mensaje. #yosoyenganche